El consejero delegado de Wal-Mart no ve un rápido final de la crisis

La multinacional reestructurará sus actividades en China, lo que podría afectar a unos 1.400 empleados

NUEVA YORK, 15 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de la cadena estadounidense de distribución Wal-Mart, Mike Duke, admitió hoy que no se puede anticipar una rápida salida a la actual crisis, puesto que todavía existe mucha tensión sobre los consumidores.

"Hablando de nuestros clientes a lo largo y ancho del país, creo que todavía existe mucha tensión ", dijo Duke en una entrevista concedida al programa 'Today' de la cadena de televisión NBC.

"No se trata de una recesión en V, en la que se experimenta una caída y un rebote. La actual crisis implicará un cambio sustancial en los hábitos de las familias", reconoció Duke, quien señaló que los hogares estadounidenses se encuentran con muy poco dinero para gastar en los días previos a cobrar sus salarios.

No obstante, el máximo ejecutivo de la mayor cadena de distribución mundial apuntó que este cambio en los hábitos de consumo de las familas estadounidenses implica que los hogares continúan comprando aparatos electrónicos como televisores de pantalla plana o videoconsolas, mientras que recortan sus gastos de ocio fuera del hogar o reducen su presupuesto para vacaciones.

Por otro lado, Wal-Mart Stores reestructurará sus actividades en China, lo que podría afectar a unos 1.400 empleados para mejorar la eficiencia de la compañía, que cuenta con 147 establecimientos en el país asiático y da empleo a más de 50.000 personas.

No obstante, el portavoz de Wal-Mart en China, Jonathan Dong, insistió al diario 'The Wall Street Journal' que no se producirán despidos, sino que los empleados afectados podrán aceptar traslados a otros centros u otras posiciones de menor remuneración. "No hay despidos, si alguien quiere marcharse será su decisión", afirmó.