El desempleo en Brasil sube hasta el 8,5 por ciento en febrero

  • Río de Janeiro, 26 mar (EFE).- La tasa de desempleo en Brasil creció 0,3 puntos porcentuales en febrero, hasta el 8,5% de la población activa, informaron hoy fuentes oficiales.

El desempleo en Brasil sube hasta el 8,5 por ciento en febrero

El desempleo en Brasil sube hasta el 8,5 por ciento en febrero

Río de Janeiro, 26 mar (EFE).- La tasa de desempleo en Brasil creció 0,3 puntos porcentuales en febrero, hasta el 8,5% de la población activa, informaron hoy fuentes oficiales.

Este fue el tercer mes consecutivo en el que empeoraron los datos de empleo, aunque la tasa de paro fue inferior a la de febrero del año pasado, cuando se elevó al 8,7%, según datos del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

En el último mes, la población desocupada creció en 51.000 personas, hasta un total de 1,9 millones de parados, en las seis mayores regiones metropolitanas del país, únicas registradas en el estudio mensual: Sao Paulo, Río de Janeiro, Belo Horizonte, Recife, Porto Alegre y Salvador.

Los peores datos de empleo se registraron en Salvador (11%), la mayor ciudad del noreste del país, y en Sao Paulo (10%), ciudad más populosa de Suramérica y principal polo industrial de Brasil.

El sector más afectado por el aumento del paro fue el de la industria de extracción, transformación y distribución de electricidad, gas y agua, que experimentó un empeoramiento del 3,2% con respecto a enero.

El pasado lunes el Gobierno celebró el final del ciclo de los despidos iniciado en diciembre, con el agravamiento de la crisis, puesto que por primera vez en los últimos meses, se crearon 9.000 puestos de trabajo más de los que se cerraron, según datos del Ministerio de Trabajo.

Basándose en esos datos, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, llegó a proclamar que el peor momento de la crisis ya había pasado.

Según el Ministerio de Trabajo, en enero se destruyeron casi 102.000 empleos y en diciembre, otros 654.946 puestos de trabajo, lo que supuso un salto de 1,4 puntos porcentuales en la tasa de paro, pero la recuperación empezó en febrero.

En diciembre se había llegado a una tasa de desempleo del 6,8%, un mínimo histórico que reflejaba el fuerte crecimiento de la economía brasileña hasta el estallido de la crisis.