España, segundo país de la OCDE con peores perspectivas laborales para los jóvenes

  • Sólo el 17% de los jóvenes menores de 25 años pueden presumir de tener un empleo, cuando la media de la OCDE es del 39%

  • España es el país de la OCDE dónde más han empeorado las expectativas laborales de los jóvenes durante la crisis

Juventudes Socialistas denuncian la precariedad de los investigadores madrileños

Juventudes Socialistas denuncian la precariedad de los investigadores madrileños

De cada cien españoles entre 15 y 24 años, apenas 17 pueden presumir de tener un empleo. La OCDE, el club de los países desarrollados, está compuesto por 34 países y sólo Grecia tiene un tasa de empleo juvenil más baja que España: 12,3%.

La tasa media de los países del club es del 39,2%, la del G-7 (los siete países con una economía de mayor tamaño), del 42,2%; la de la Unión Europea, del 32,7%; y la del área euro, del 31,6%.

La foto fija ofrece una conclusión demoledora: en términos de empleo, España no está ni siquiera cerca de los niveles que caracterizan a los países desarrollados y se sitúan en un rango anormalmente bajo.

De hecho, sólo Italia, Eslovaquia, Hungría y Grecia presentan tasas de empleo inferiores al 20% en este tramo.

España encabeza también otro ránking preocupante: el de los países donde más ha caído la tasa de empleo joven durante la crisis.

Hace apenas cinco años, la tasa de empleo entre los menores de 25 años en condiciones legales de poder trabajar era del 36,7% y se situaba muy cerca de la media europea, inferior a la de otros países desarrollados por una cuestión cultural: en esa etapa se privilegia el factor formativo.

Un lustro después ésta ha caído al 16,9%. Sólo en Irlanda los jóvenes han sufrido un deterioro semejante en sus perspectivas laborales, si bien allí la tasa de emplo actual se sitúa en el 28,4%, doce puntos más que en España.