España y Rumanía firman dos convenios en materia de empleo y seguridad social

  • Bucarest, 4 may (EFE).- El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha firmado hoy con su homólogo rumano, Marian Sârbu, dos convenios de entendimiento para facilitar el regreso de trabajadores rumanos desde España, así como el intercambio de información y cooperación en materia de Seguridad Social.

Bucarest, 4 may (EFE).- El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha firmado hoy con su homólogo rumano, Marian Sârbu, dos convenios de entendimiento para facilitar el regreso de trabajadores rumanos desde España, así como el intercambio de información y cooperación en materia de Seguridad Social.

Ambos acuerdos llegan en un momento en el que la crisis afecta a la comunidad rumana en España, pero también a Rumanía, pues la situación de este país, positiva tras su entrada en la UE en 2007, ha cambiado en los últimos meses.

Corbacho ha conocido en Bucarest que Rumanía ha pasado de una expectativa de crecimiento del 2,5 por ciento a una de decrecimiento, y su tasa de paro pasará a finales de año del 5,8 por ciento actual al 7 por ciento.

Sin embargo, el ministro español ha explicado que el objetivo de los acuerdos es el de ofrecer la posibilidad de volver voluntariamente "en unas condiciones mucho mejores" que cuando fueron a España.

A los rumanos con "expectativas de futuro dudosas" les van a dar "la oportunidad de volver", ha insistido Corbacho, que realiza un viaje oficial a Rumanía y que esta tarde será recibido por el presidente de la República, Traian Basescu.

Marian Sârbu ha destacado que la comunidad rumana en España es "un puente entre los dos pueblos" y que, de momento, estas personas "no han expresado de forma muy segura su deseo de retornar", pues se benefician de unas prestaciones por desempleo "más consistentes" que las rumanas.

La comunidad rumana es la mayor de fuera de España, con 718.844 residentes. De ellos, 253.038 están afiliados y en alta en la Seguridad Social, 70.912 están en paro, y 41.329 se benefician de prestaciones por desempleo.

El retorno de los trabajadores rumanos se facilitará mediante la captación de ofertas de empleo en Rumanía y el asesoramiento sobre las mismas. En caso de reclutamiento a gran escala, el Servicio Público de Empleo Estatal español facilitará las entrevistas y la selección.

Corbacho, que ha estado acompañado del director general del Servicio Público de Empleo Estatal, Javier Orduña, y del director general de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Raimundo Aragón, ha sellado también un memorándum de entendimiento para el intercambio de información y cooperación entre las inspecciones de Trabajo.

Ambos países se prestarán ayuda para identificar a las empresas contratantes y verificar si disponen de infraestructura material y humana suficiente para su actividad.

No se trata tanto de "controlar" sino de "velar por la seguridad y los derechos de los trabajadores", ha dicho Aragón, quien ha explicado que este tipo de inspecciones ya se realizan con Portugal, aunque faltan acuerdos para "la ejecución de las sanciones legislativas".

Se intentan evitar así las llamadas "empresas buzón", que reclutan a trabajadores ilegalmente. Para luchar contra ellas, España realiza al año 15.000 visitas de inspección y levanta más de 9.000 actas, el 50 por ciento de ellas por actuaciones planificadas y el restante por denuncias o por libre iniciativa.

Aragón, que ha afirmado que la mayoría de las "empresas buzón" rumanas están en el sector agrícola, ha destacado que Corbacho le ha encargado que se aumente este año un 30 por ciento las actuaciones de inspección planificadas.

El nuevo convenio, firmado en la sede del ministerio de Trabajo rumano, contempla crear una Comisión Mixta de Seguimiento, que se reunirá una vez al año.

Los dos ministros han hablado también de trabajar conjuntamente de cara a 2010, cuando España ostente la Presidencia europea. "Rumanía es un espacio de interés para muchas empresas españolas", según Corbacho.

El Ministerio de Trabajo e Inmigración encargará también un informe jurídico para comprobar si tiene competencias para establecer "ayudas de acompañamiento en el viaje de retorno" de aquellos rumanos que deseen volver a su país, ha anunciado Celestino Corbacho, quien ha confirmado que el presidente español viajará a Rumanía en el segundo semestre de este año.