Grupo de trabajo de la fresa y frambuesa estudia la adaptación del seguro actual a sus riesgos específicos

HUELVA, 14 (EUROPA PRESS)

El grupo de trabajo de la fresa y la frambuesa analiza la posibilidad de adaptar la actual línea de seguro agrario a los riesgos específicos que pueden afectar a estas producciones, que se desarrollan principalmente en la provincia de Huelva.

Esta es una de las conclusiones de la reunión que ha mantenido este grupo de trabajo, con sede en Huelva, y que pertenece a la Comisión Territorial de Seguros Agrarios de Andalucía, según explicó la Junta en una nota. En el encuentro participaron representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias (Asaja, Coag y Upa), la Federación Andaluza de Cooperativas (Faeca), Freshuelva, Agroseguro, Enesa y representantes del Gobierno central y la Junta de Andalucía.

La propuesta de adaptar el seguro a las particularidades de las producciones de fresa y frambuesa se produce tras el análisis del grupo sobre las consecuencias que tuvo en ambos cultivos el temporal de frío registrado en las primeras semanas del pasado mes de enero.

En este sentido, el grupo analizó la repercusión de esta adversidad climatológica en la bajada de producción de frambuesa, sobre todo las extratempranas, y de fresa y, del mismo modo, se abordó la cobertura que contempla el seguro agrario para los supuestos de descensos anormales de las temperaturas en las zonas productivas.

El grupo de trabajo de la fresa estudió también los valores medios de la producción asegurada frente a los obtenidos en la actual campaña 2008/2009, según los primeros avances realizados. Asimismo, se abordó la cobertura de los gastos frente a los daños de las estructuras de macro túneles que resultaron afectadas por los fuertes vientos registrados en el mes de febrero.

La provincia de Huelva tiene asegurada el once por ciento de la superficie dedicada al cultivo de la fresa, lo que supone casi 680 hectáreas de las 6.200 existentes en la provincia y también están aseguradas las estructuras de los macro túneles en los que se desarrolla el cultivo, lo que garantiza la cobertura de gastos de salvamento así como los necesarios para la reconstrucción de los invernaderos en el caso de siniestro.

Tanto el seguro de producción como los gastos de salvamento están subvencionados por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y la Consejería de Agricultura y Pesca, que financia como media el 56 por ciento del coste de la póliza.