La bandera de la Federación de las Mujeres Cubanas llevará la imagen de Vilma Espín

  • La Habana, 8 mar (EFE).- La Federación de Mujeres Cubanas, que celebra este fin de semana su VIII Congreso, aprobó que su logotipo y bandera lleven desde ahora la imagen de Vilma Espín, la fallecida esposa del presidente Raúl Castro, informaron hoy medios oficiales.

La bandera de la Federación de las Mujeres Cubanas llevará la imagen de Vilma Espín

La bandera de la Federación de las Mujeres Cubanas llevará la imagen de Vilma Espín

La Habana, 8 mar (EFE).- La Federación de Mujeres Cubanas, que celebra este fin de semana su VIII Congreso, aprobó que su logotipo y bandera lleven desde ahora la imagen de Vilma Espín, la fallecida esposa del presidente Raúl Castro, informaron hoy medios oficiales.

Las casi mil asistentes a la reunión, a la que acudió el primer vicepresidente cubano, José Ramón Machado Ventura, aprobaron a mano alzada la propuesta de incorporar a sus símbolos la imagen de "Vilma combatiente".

El diario oficial Juventud Rebelde relata que se escuchó en la sala "la voz de Vilma" mientras se mostraban imágenes de "distintos momentos de su vida de lucha", y que muchachas con el uniforme militar llevaron al proscenio el traje guerrillero y la pistola de la fallecida, "que presiden las sesiones".

Vilma Espín Guillois, que combatió en la Sierra Maestra y fue integrante del Buró Político del Comité Central gobernante Partido Comunista, tuvo cuatro hijos con el general Raúl Castro: Mariela, Nilsa, Deborah y Alejandro.

Fue fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas y su presidenta hasta su muerte en junio de 2007.

Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual, volvió a pedir en el Congreso respeto para quienes tengan preferencias sexuales diferentes a las mayoritarias.

Sobre la violencia de género, la hija mayor del presidente cubano aseguró que "ya no es tan explícita" y que "el mal se va replegando", pero que aún no desaparece, "por lo cual hay que seguir trabajando con inteligencia".

El VIII Congreso, en el que más de la mitad de las asistentes nacieron antes de la revolución de 1959, según la prensa oficial, aprobó también que no sea nombrada una nueva presidenta de la Federación y que el cargo, para siempre, "pertenezca simbólicamente a la compañera Vilma Espín".

La secretaria general de la Federación, Yolanda Ferrer, dijo en su informe que hay avances en el trabajo femenino en Cuba, ya que el desempleo de las mujeres ha descendido al 1,9 por ciento, pero que solo ocupan el 38,2 por ciento de los puestos de dirección, informó la agencia estatal AIN.

La Federación de Mujeres tiene más de cuatro millones de afiliadas (la población total de la isla es de 11,3 millones).