La OIT pronostica hasta 239 millones de desempleados globales este año

  • Ginebra, 28 may (EFE).- La Organización Internacional del Trabajo advirtió hoy de que el deterioro del mercado laboral global será este año mayor de lo esperado y que a finales de 2009 puede haber hasta 239 millones de desempleados en el mundo.

Ginebra, 28 may (EFE).- La Organización Internacional del Trabajo advirtió hoy de que el deterioro del mercado laboral global será este año mayor de lo esperado y que a finales de 2009 puede haber hasta 239 millones de desempleados en el mundo.

Así lo indicó el director general de la OIT, Juan Somavia, al presentar unas previsiones actualizadas de desempleo en base a las últimas y más pesimistas cifras de reducción del crecimiento económico difundidas por el FMI.

"Si marzo dimos unas previsiones de aumento del desempleo global de entre 24 y 52 millones de personas, comparado con 2007, hoy podemos decir que el aumento será de entre 39 y 59 millones", dijo Somavía en una conferencia de prensa.

Estos son los dos escenarios previstos por la organización -el más optimista y el más pesimista, pero Somavia señaló que espera que la realidad se sitúe "más o menos entre los dos".

Según esta actualización, Somavia dijo que en 2009 se espera que haya un total de 220 a 239 millones de trabajadores en paro en el mundo, "en un año en que el FMI prevé un PIB global negativo".

Estas cifras corresponden, respectivamente, a tasas de desempleo globales del 6,5 y del 7,4 por ciento.

"Somos testigos de un aumento sin precedentes del número de desempleados y de trabajadores susceptibles de caer en la pobreza en todo el mundo", señaló el responsable de la OIT.

El aumento real del desempleo entre los dos escenarios previstos "dependerá en gran medida de la eficacia de las medidas presupuestarias y fiscales que adoptan los gobiernos para estimular la demanda, así como del funcionamiento del sector financiero", agregó.

Por regiones, el informe de la OIT destaca que son los países desarrollados -donde comenzó la actual crisis financiera y económica- los más afectados en el empleo, y considera "probable que la región represente entre el 35 y el 40 por ciento del aumento total del desempleo a nivel global, a pesar de constituir menos del 16 por ciento del total de la fuerza laboral mundial".

Como casos significativos, el informe -que no se refiere a países concretos- cita a Estados Unidos y España por la considerable destrucción de empleo registrada, 2,6 millones y 800.000, respectivamente, en el primer trimestre de 2009.

Por el contrario, en América Latina, a pesar de que se prevé un aumento del desempleo desde el 7,1 por ciento de 2007 hasta entre el 8,4 y el 9,2 por ciento en 2009, Somavia consideró que en esta región "ha habido una capacidad de resistencia".

El número total de desempleados se prevé que aumente este año hasta entre 22,6 millones y 25,7 millones, y se espera asimismo un incremento del empleo vulnerable.

"Estos datos son extremadamente preocupantes. Con el fin de evitar una recesión social mundial, necesitamos un pacto mundial para el empleo, que implique colocar la creación de empleo y la protección social en el centro de las políticas de recuperación", señaló Somavia.

Este pacto mundial para el empleo será uno de los asuntos centrales que se tratarán en la próxima Conferencia Internacional del Trabajo, que se celebrará entre el 3 y el 18 de junio en Ginebra.

El 15 de junio, durante dicha conferencia, la OIT ha convocado una cumbre mundial sobre el empleo a la que se espera que asistan numerosos jefes de Estado o de gobierno.

Las nuevas previsiones de la OIT también apuntan a que 200 millones de trabajadores suplementarios corren el riesgo de sumarse al segmento de personas que viven con menos de dos dólares diarios, comparando con 2007.

La crisis está golpeando, además, con fuerza a los jóvenes, y se espera que el número de desempleados jóvenes aumente entre 11,6 millones y 17,7 millones entre 2008 y 2009, y que la tasa de desempleo juvenil se incremente del 12,2 por ciento en 2008 a entre el 14,1 y el 15,1 por ciento en 2009.

Otro aspecto preocupante para Somavia es que se teme que la crisis del empleo sea prolongada.

"Incluso si hay una recuperación económica en 2010, el desempleo necesita mucho más tiempo para reflotar. El mercado de trabajo se restablece de forma mucho más lenta que el crecimiento económico", señaló.

Además, según la OIT, entre 2009 y 2015 se tendrán que crear unos 300 millones de empleo en el mundo sólo para absorber el crecimiento de la fuerza laboral, un dato inquietante si se considera que 2009 "representa el peor año desde 1991 en cuanto a creación de empleos".