La región alcanza la máxima tasa de empleo de mujeres, casi 8 puntos más que la media nacional

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Las madrileñas a partir de los 16 años son las que tienen más trabajo respecto al resto de las comunidades autónomas, se sitúan en más de 7,85 puntos, superior a la cifra total del territorio nacional, informó hoy Autónomas, emprendedoras y profesionales de Madrid (AEYP) y la Unión de Asociaciones de trabajadoras autónomas y emprendedoras (UATAE).

Desde la UATAE afirmaron que en la lucha del desempleo "las trabajadoras madrileñas aguantan con uñas y dientes". Y aseguraron que "es una asignatura aún pendiente para la madurez de nuestro sistema político el reconocimiento y la interlocución con un colectivo imprescindible para el futuro de este país". Las trabajadoras autónomas recuerdan que "también existen, y que ajenas a las movilizaciones y las negociaciones, solo les queda trabajar".

Respecto al año anterior la pérdida ha sido de 103.100 ocupados, un 3,38 por ciento. Analizando los datos por sexos, se observan diferencias, ya que la destrucción de empleo afecta en mayor medida a los hombres con un retroceso del 3,82 por ciento trimestral y un 5,51 por ciento anual, mientras que las mujeres presentan descensos menos acusados en la ocupación, un 3,13 por ciento respecto al trimestre anterior y menos de un punto en este año.

Para la secretaria general de UATAE María José Landaburu y la presidenta de AEYP Madrid, autónomas, emprendedoras y profesionales de Madrid, Carmen Marcos, los datos acreditan la presencia y la importancia de las mujeres en la sociedad madrileña desde la perspectiva sociolaboral, y demuestran como las mujeres se aferran con uñas y dientes a tirar del carro de la actividad como motor de desarrollo de las empresas y las familias.

"Es el momento de que se implementen políticas activas de empleo desde el Gobierno regional, que consideren la perspectiva del género y que correspondan al valor y al compromiso de las mujeres con un compromiso público", afirmó la secretaria general de UATAE y añadió "que aliente su trabajo y su esfuerzo, y que las impulse a emprender como alternativa cuando el puesto de trabajo decaiga o se haga más difícil".

Desde UATAE y AEYP aseguran que "sólo con trabajo denodado, con cooperación y con espíritu emprendedor se saldrá de esta crisis, sólo ayudando a que los proyectos de autoempleo y emprendimiento sean sólidos y tengan futuro nuestro tejido productivo se consolidará, y en ese proceso, las mujeres tienen un papel protagonista".

Según explicaron, la región cumple los Objetivos de Lisboa respecto a tasa de empleo de mujeres de 16-64 años, con un 61,50 por ciento, siendo el objetivo europeo 2010 del 60 por ciento. En cuanto a la tasa 16-64 años para ambos sexos queda a más de dos puntos del objetivo europeo 70 por ciento pero más próximo que la media nacional, que se sitúa a casi nueve puntos del cumplimiento.