Las administraciones activarán medidas para que los empresarios cumplan su obligación de alojar a temporeros

JAÉN, 3 (EUROPA PRESS)

El subdelegado del Gobierno central en Jaén, Fernando Calahorro, argumentó hoy que una de las principales conclusiones que se ha extraído en las Jornadas 'Marco sociolaboral de las migraciones de temporada' es que el alojamiento a los temporeros que se contratan es "una obligación empresarial" y que, ante esa realidad, las administraciones pondrán en marcha medidas para ayudar a que esta responsabilidad se cumpla y sea menos gravosa para la parte empresarial.

En rueda de prensa junto con la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Teresa Vega, Calahorro precisó que dada la dispersión y atomización de las explotaciones de la provincia-- "es desde las 20 hectáreas cuando se produce el alojamiento para todos", apuntó-- las administraciones van a colaborar para "tener una red importante", de forma que los empresarios "puedan ejercitar su obligación que es la de alojar" a los temporeros, independientemente de su procedencia.

De hecho, el subdelegado adelantó que van a hacer un "gran pacto de concertación social para la gestión moderna de los flujos temporeros" y que su objetivo es firmarlo "lo antes posible" con la participación de los interlocutores sociales.

"La bandera va a ser la negociación colectiva, vamos a proponer a los interlocutores sociales que introduzcan en su convenio el alojamiento como obligación empresarial", agregó, para insistir acto seguido en que las administraciones apoyarán a los empresarios para que "esta obligación les cueste lo menos posible", es decir, que quieren ayudar para que "sea lo menos gravoso posible, pero es una responsabilidad suya".

El subdelegado del Gobierno también apuntó que las administraciones están elaborando un estudio sobre las necesidades reales del mercado laboral durante la campaña de recogida de la aceituna con el fin de "anticipar la oferta". La intención es que en "muy poco tiempo" esté esa radiografía que permita discernir el empleo que hace falta.

CRITERIOS FUNDAMENTALES

Por lo pronto, ya cuentan con unos "criterios fundamentales", tales como que el 47 por ciento del trabajo de recogida de la aceituna es "familiar" y que el empleo fijo que supone se cifra en un cuatro por ciento mientras que el contingente de personas que se desplaza hasta Jaén por esta campaña ronda las 45.000 personas.

"A esto hay que sumar que la modernización de las explotaciones y los cultivos superintensivos reducen el número de personas que se necesitan y el horizonte es de una reducción paulatina de la mano de obra", añadió.

A partir de estas variables, las administraciones van a tratar de conocer los "flujos circulares" de personas que acuden a Jaén con motivo de la recogida de aceituna, teniendo en cuenta que la mayoría de estos temporeros procede de otras provincias, porque bien sean nacionales o bien extranjeros van circulando según se desarrollan las diferentes campañas agrícolas.

Por su parte, la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Teresa Vega, explicó que se han marcado la fecha de septiembre para que este nuevo plan operativo esté listo. "Las jornadas han sido el pistoletazo de salida, ahora se iniciarán grupos de discusión con carácter comarcal para concluir el documento que estará operativo en septiembre", aclaró. De esta forma tendrán las propuestas para abordar la realidad de la inmigración en Jaén ateniéndose a las situaciones socioeconómicas.

Además, Vega resumió algunas de las conclusiones que se han alcanzado durante estas jornadas, entre las que destacó la necesidad de crear recursos de atención; financiar un aumento de las infraestructuras; mejorar los instrumentos de comunicación; crear consejos locales de inmigración o la toma de conciencia de que el 'efecto llamada' como tal responde a una campaña cíclica y que la llegada de temporeros no es ni más ni menos que un conjunto de temporeros que busca trabajo tras haber terminado sus contratos en otras campañas de otras provincias.