Roig dice que el "peor" dato del III Plan de Empleo fue el de la temporalidad, que se incrementó 0,15 puntos

PAMPLONA, 13 (EUROPA PRESS)

El consejero de Innovación, Empresa y Empleo del Gobierno de Navarra, José María Roig, valoró hoy de forma "muy satisfactoria" los resultados del III Plan de Empleo, aunque reconoció que el "peor" dato fue el relativo a la temporalidad, que se incrementó en la Comunidad Foral 0,15 puntos entre los años 2004 y 2008.

Roig realizó estas valoraciones en una comisión parlamentaria celebrada a petición propia para informar a la Cámara de los resultados del III Plan de empleo, del que dijo se ha demostrado como un instrumento "muy eficaz" para crear empleo a través del "consenso y diálogo con sindicatos y empresarios".

Antes de la exposición de los datos, Roig explicó que el plan tuvo que prorrogarse un año (en principio se concibió para 2004-2007) debido a la coincidencia con las elecciones al Parlamento de Navarra, pero recalcó que, sin embargo, "no hubo una reconsideración de los objetivos, que quizá en ese momento hubiera sido conveniente porque 2008 ha supuesto un cambio total en la situación económica".

En su intervención, Roig se detuvo especialmente en el apartado de la temporalidad, cuyos datos valoró como "malos", ya que no se consiguió el objetivo de reducir sus tasas. En este sentido mostró su "preocupación" por el aumento del número de contratos que firma una sola persona en un año, ya que en 2008 hubo 2.600 trabajadores que llegaron a firmar hasta 10 contratos en el año.

Esta situación, según Roig, produce "gran inestabilidad y multicontratación debido a la rotación", que el Gobierno quiere "evitar con medidas para fomentar contratos que aún siendo temporales, en el peor de los casos serán de mínimo 12 meses".

A su juicio, el "problema de la temporalidad es la rotación, las personas que tiene contrarios de dos días y no de 12 meses, porque igual estos están mejor que los que tienen un contrato indefinido". Lo que el Gobierno quiere solventar, añadió, "es la inseguridad personal y las dificultades de las personas a las que se les está acabando la prestación".

También expuso que "paradójicamente" la tasa de temporalidad en el primer trimestre de 2009 arroja datos "magníficos", pero "indudablemente causados por la reducción de los trabajos en temporalidad debido a la crisis económica". De hecho, explicó que en España las tasas de temporalidad "siempre bajan en tiempos de crisis pero no se consigue lo mismo en tiempos de bonanza".

Ante esta situación, afirmó que conviene "reflexionar sobre este asunto", aunque aclaró que no estaba hablando de "abaratamientos del despido", porque esa, insistió, "no es mi idea". Sin embargo, subrayó que no se pueden realizar comparaciones de estas tasas con los índices de la UE "porque la legislación de España es distinta".

DATOS POSITIVOS

Entre los datos positivos del plan, destacó que hasta 2008 se crearon 21.300 contratos indefinidos más y un total de 4.168 nuevas empresas. También se crearon 1.900 empleos para el colectivo de desfavorecidos, de ellos 550 para discapacitados. En cuanto a la igualdad, subrayó que el 67 por ciento de los nuevos ocupados fueron mujeres y que el 50 por ciento del total de nuevos empleos recayeron en personas venidas de otros países.

También expuso que a finales de 2008 Navarra tenía 282.032 ocupados, "la cifra más alta de su historia" y aludió a la reducción de la siniestralidad, que disminuyó su índice de incidencia, del 60,5 por ciento en 2004 al 51,6 en 2008.

Sobre los datos del paro, explicó que la meta era situarlo por debajo del 5 por ciento y se consiguió en 2007, cuando se alcanzó el 4,76 por ciento, es decir, pleno empleo. Sin embargo, manifestó que 2008 fue "un año tremendo para la economía y el empleo", con lo que la cifra subió hasta el 6,72 por ciento, es decir, un 1,18 por ciento más que en 2007.

En cuanto a la tasa de empleo, aseguró que a finales de 2008 se "superaron ampliamente" los objetivos marcados tanto en el Plan de Empleo como por la UE, ya que se alcanzó el 70,78 por ciento.

LOS GRUPOS

Tras la intervención de Roig, el parlamentario de UPN José Antonio Rapún se felicitó por los "buenos datos" del III Plan y resaltó la eficacia de la "concertación social y lo planes de empleo".

Por parte de NaBai, José Ángel Aguirrebengoa afirmó que los datos "evidentemente son buenos", pero recalcó que había que situarlos "en un contexto económico bueno" y resaltó que conviene "evitar la autocomplacencia" sobre todo teniendo en cuenta los datos de la temporalidad.

Desde el PSN, Samuel Caro también afirmó que la cifras "hablan por sí solas" y conviene "seguir apostando por la concertación social", aunque el "reto sigue siendo la temporalidad". También, José Andrés Burguete, de CDN, realizó un análisis positivo "realista y nada triunfalista".

Por último, Ion Erro, de IUN, dijo que los "buenos datos" estaban "encima de la mesa" pero aconsejó "no caer en la autocomplacencia y profundizar en el consenso", ya que "sigue habiendo déficit".