Sanz dice que la convocatoria "no tiene ningún sentido" al ser por razones "políticas"

PAMPLONA, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, consideró hoy que la huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas "no tiene absolutamente ningún sentido" e insistió en que se está realizando por motivos "políticos" y "sin ningún criterio de carácter económico, social y laboral".

En declaraciones a los medios de comunicación antes del inicio del pleno del Parlamento de Navarra, Sanz destacó que la jornada de paro "no tiene nada que ver con el ámbito laboral y el trabajo" y aseguró que es una huelga "absolutamente política que no tiene ningún sentido y que tiene su origen en la toma de posesión de Patxi López como lehendakari del Gobierno Vasco".

En su opinión, "a raíz del cambio de Gobierno en Euskadi", los sindicatos nacionalistas, "muy alejados de los planteamientos laborales y de los planteamientos de clase" están protagonizado una huelga "de carácter político" que "no tiene absolutamente ningún sentido".

Por este motivo, señaló que el Gobierno de Navarra se opone "rotundamente" a los argumentos que han utilizado para convocar esta huelga, que según Sanz, "se produce en el momento más inoportuno y sin ningún criterio de carácter económico social y laboral".

En esta línea, el portavoz parlamentario del PSN, Samuel Caro, afirmó que se trata de una huelga "política" realizada "contra un Gobierno que acaba de llegar y que no lleva ni dos semanas ejerciendo la responsabilidad".

A su juicio, los sindicatos nacionalistas "debían haber aceptado el reto que ha puesto encima de la mesa" el Ejecutivo vasco que "no era otro que sentarse en torno a una mesa de diálogo en donde todos los agentes sociales pudiesen participar".

Según Caro, "está visto que los sindicatos abertzales no tienen ni la más mínima intención de colaborar con el nuevo Gobierno vasco" como "llevamos viendo desde hace muchos años en Navarra". "Allá los sindicatos que quieran ejercer la política así frente aquellos que quieren ayudar a los trabajadores a intentar paliar los efectos que la crisis está teniendo en el tejido laboral y en la economía de los trabajadores", concluyó.