Sucesos.-Detenido un hombre de nacionalidad búlgara por estafar a compatriotas con contratos laborales

SEGOVIA, 13 (EUROPA PRESS) Efectivos de la Guardia Civil detuvieron a un hombre de nacionalidad búlgara como presunto autor de varios delitos de usurpación de estado civil, estafa, apropiación indebida, contra los derechos de los trabajadores y contra la Seguridad Social. En concreto, se detuvo a P.N.V, de 38 años y vecino de Segovia, según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno. Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de octubre, cuando una ciudadana búlgara con residencia en Segovia intentó regularizar su situación laboral en la Tesorería de la Seguridad Social y comprobó que no podía hacerlo, ya que estaba dada de alta en dos empresas dedicadas a la vendimia en la localidad vallisoletana de Peñafiel. La mujer denunció inmediatamente estos hechos en la Subdelegación del Gobierno de Segovia, puesto que ignoraba que estaba dada de alta en dichas empresas. La Guardia Civil inició entonces las oportunas investigaciones para esclarecer el asunto y comprobó que el empresario que había contratado supuestamente a esta persona había dado de alta a nueve ciudadanos más, todos de nacionalidad búlgara, y que había realizado estas gestiones a través de un ciudadano también búlgaro. Los agentes pudieron saber que el ciudadano búlgaro que había facilitado la cuadrilla de trabajadores para la vendimia, había presentado al empresario español la documentación de diez trabajadores, incluida la de la mujer que había presentado la denuncia. Seis de estas personas ignoraban que habían sido contratadas. El hombre obtenía la documentación de estos ciudadanos, cuando les había ayudado a realizar operaciones bancarias, aprovechando que desconocían el idioma español. El detenido presentó en el mismo lugar de trabajo a otros seis ciudadanos búlgaros en situación irregular en España. Les pagaba cinco euros por cada hora y no los 8,50 euros que había contratado con el empresario. Además, se hizo cargo de los 2.200 euros por el trabajo de estas personas, para lo que firmó las nóminas sin el consentimiento de los trabajadores, a los que finalmente no entregó cantidad alguna. El empresario español ignoraba que seis de las documentaciones presentadas correspondían a personas diferentes a las que realizaron el trabajo, así como los ciudadanos cuya documentación se había utilizado no tenían conocimiento de este asunto. El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Segovia.