Telemadrid no estudia realizar ningún ERE pero no puede firmar "un cheque en blanco" a las peticiones de los trabajadores

Hace un llamamiento a que Zapatero vaya a Telemadrid

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La Dirección de Telemadrid no estudia realizar ningún Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pero no puede dar "un cheque en blanco" a las reivindicaciones de los trabajadores que quieren que se les asegure un puesto de trabajo vitalicio en la televisión madrileña.

"Hay dos puntos clave, uno es la estabilidad en el empleo. Mi objetivo también es tener una estabilidad en el empleo y hacerlo de una manera sensata porque si no, hubiéramos hecho un ERE y no vamos a hacer un ERE, ni hemos abordado el tema", afirmó la directora general de Telemadrid Isabel Linares durante la comisión de control de Telemadrid celebrada hoy en la Asamblea de Madrid.

"Estamos viendo cómo hacer una estabilidad y es al consenso al que quiero llegar, pero no puedo firmar un cheque en blanco donde nos pedían (en principio) una garantía de que se iba a mantener la totalidad de la plantilla de Telemadrid por diez años y ahora es de forma vitalicia", señaló Linares a renglón seguido.

La directora destacó que "los sindicatos han presentado una serie de mejora laborales y salariales" que desde su punto de vista "estén ajenas a la situación económica general y de los medios en particular". "No están dispuestos a flexibilizar la postura para llegar a un acuerdo", reseñó. "No pueden pretender obtener de la Dirección ese compromiso, porque hipotecaría el futuro de la empresa, de sus trabajadores y no creo que sea legal que pueda firmar ese compromiso. Si quieren ser funcionarios tiene que hacer los cambios en otras instancias pero no a través de una negociación", indicó.

Así, Linares aseguró que el convenio colectivo de Telemadrid, "dada la situación de mercado, resulta en muchos casos obsoleto y rígido", y añadió que "no es posible con el convenio" vigente "una flexibilidad laboral o la unificación de determinadas categorías para atender adecuadamente para la nueva forma de hacer televisión".

Tras dar cuenta de los reclamos de los trabajadores, la directora indicó que la propuesta de la Dirección establecía la vigencia del "convenio colectivo hasta 31 del 12 de 2009, con lo cual tendría una vigencia de dos años". "La oferta de dos días la dejábamos reducida en un día libre adicional para todos aquellos empleados que tuviesen una antigüedad superior a diez años", apuntó y añadió que "las condiciones de los trabajadores de Telemadrid (respecto a) días libres es superior a otras empresas en el mercado".

"Aceptábamos establecer el complemento de viajes, la cobertura de las plazas con la fijación de un calendario para llevarlas a cabo", explicó y destacó que también dieron luz verde al compromiso de "negociar cualquier proceso de desvinculación de personal fijo con anterioridad a que esto ocurriera con una búsqueda de alternativas de reubicación en el sector publico de la Comunidad para las personas afectadas".

"También aceptábamos establecer una mesa que se iba a reunir de forma mensual a principios de cada mes para ver todas las contrataciones temporales que vencieran ese mes, y ver si esas contrataciones temporales eran necesarias", explicó y aseveró que esas 180 personas que ya no trabajan en Telemadrid no fueron despedidas. "No son despedidos, hay un número determinado de personas menos en Telemadrid, todos son contratos por obra o temporales. Cuando acabó el contrato no fueron renovados", explicó y añadió que sólo se despidió a 3 responsables de área que fueron readmitidos.

Dentro de la oferta de la Dirección se encuentran "planes de formación específicos para colectivos que pudieran verse afectados por remodelaciones de departamentos", la posibilidad de incorporarse a programas nuevos a esos trabajadores cuyos contratos finalicen o la creación de una mesa técnica "que valore servicios de NG que se pudieran realizar con un sólo operador de cámara".

Linares dijo que plantearon esta oferta a los trabajadores el 30 de abril, y que no fue aceptada y añadió que hay huelgas convocadas para San Isidro, y cuatro paros de dos horas para el mes de mayo. "Es una medida tremenda para lo que estamos hablando, creo que podríamos negociar", subrayó.

"La Dirección de Telemadrid no puede ceder irresponsablemente a esta presión sindical traspasando a todos los madrileños el coste de sus desmesuradas peticiones y que sería en detrimento de otros servicios públicos preferenciales que presta la Comunidad cuando las condiciones laborales salariales de los trabajadores de Telemadrid están por encima de la media del sector", concluyó.

CRITERIOS INFROMATIVOS

La directora indicó que los criterios informativos que rigen los telenoticias de la cadena madrileña son "criterios informativos, profesionales, constitucionales, en defensa y fomento de los valores que encierra; veracidad y objetividad", ya que "cualquier información que aparece en los telenoticias de Telemadrid es contrastada y se aplica la objetividad".

Además, se aplica "pluralidad, para que puedan estar representadas todas las opiniones" y criterios de "servicio publico y trabajo por el interés general frente a contenidos mas rentables en términos de audiencia".

Así, tras invitar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a acudir a Telemadrid, dijo que la cadena no tiene "ninguna condena judicial por falta de veracidad". "Nosotros sí podemos presumir de que no ha motivado ninguna condena judicial por falta de veracidad o neutralidad informativa en procesos electorales", concluyó.