Toxo aboga por rebajar la flexibilidad del despido y defiende la salud de la Seguridad Social

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, afirmó hoy que, en caso de que tuviera que hacerse alguna reforma del mercado laboral, los cambios deberían centrarse en reducir de "forma sensible" los "altísimos márgenes" de flexibilidad que existen en el despido.

Toxo, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, señaló que, al contrario de lo que alegan los empresarios, en España es fácil despedir a los trabajadores, pues el 94% de los despidos no proceden de expedientes de regulación de empleo (ERE), sino de despidos individuales que en muchos casos se revelan como improcedentes.

"Si hay que tocar el mercado laboral, y habría que tocar algunas cosas, es para reducir de forma sensible los márgenes altísimos de flexibilidad, sobre todo para el despido, exactamente lo contrario que piden los empresarios", subrayó.

En cuanto a la polémica desatada por las declaraciones del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, sobre el sistema de pensiones, Toxo manifestó que "no le preocupa lo que diga", sino que se haga caso de lo que dice y, sobre todo, de quién escucha lo que dice.

"(Fernández Ordóñez) es un liberal convencido de la ineficacia de la intervención del Estado en la economía, pero la responsabilidad es de quién le he puesto ahí, porque ya se sabía lo que pensaba", enfatizó Toxo, quien garantizó que el sistema de pensiones "no corre ningún peligro en absoluto".

Otra cosa, matizó, es que salieran adelante algunas reformas o cambios pretendidos por los empresarios y por otros sectores. "Por ejemplo si se atendiese la demanda empresarial de reducir tres puntos las cotizaciones sociales, este año sí entraríamos en déficit y con absoluta certeza", denunció.

En cuanto a la situación del desempleo, el dirigente sindical, en línea con lo planteado por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, apostó por que las comunidades autónomas arrimen el hombro y se hagan cargo de la parte que les corresponde para evitar la exclusión social de los desempleados.

"Las comunidades autónomas tienen competencias. Yo soy un enamorado del Estado descentralizado, pero la descentralización política y administrativa comporta obligaciones y tienen que cubrirlas y, en mi opinión, están destinando escasos recursos a la atención de personas que son de su competencia y que están en riesgo de exclusión social", subrayó Toxo, que aprovechó para recordar a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que con las transferencias se reciben recursos y que estos hay que utilizarlos adecuadamente.

En lo que Toxo no le dio la razón a Corbacho es en el número de personas en paro que no perciben ninguna prestación ni subsidio. Según el titular de Trabajo, son unas 300.000 personas las que se hallan en esta situación. Sin embargo, el secretario general de CC.OO. indicó que el problema es "de más envergadura" y, aunque no dio cifras, en otras ocasiones los sindicatos han asegurado que hay un millón de personas en estas circunstancias.

EL DIÁLOGO SOCIAL NO ESTÁ MUERTO

Preguntado por la marcha del diálogo social, el dirigente sindical negó que este proceso esté "muerto", pero sí confió en que los cambios efectuados en el Gobierno sirvan para dar un impulso a la negociación.

Toxo insistió en que España necesita un pacto social "de envergadura" por la economía y el empleo, que busque las piezas necesarias para salir de la crisis y asiente un modelo de crecimiento económico "más sano".

"O ese país se dota de una base industrial sólida, que se convierta en verdadero motor de crecimiento y de impulso tecnológico, o nunca más será un país capaz de situarse entre los primeros del mundo", advirtió.