Trabajadores de Latinoamérica marcharán pese a gripe contra efectos de crisis

  • Bogotá, 30 abr (EFE).- La epidemia de gripe porcina que amenaza a Latinoamérica no ha disuadido a los sindicatos de la región de organizar actos masivos para celebrar un Día del Trabajador, este año centrado en otra plaga global: la crisis económica.

Trabajadores de Latinoamérica marcharán pese a gripe contra efectos de crisis

Trabajadores de Latinoamérica marcharán pese a gripe contra efectos de crisis

Bogotá, 30 abr (EFE).- La epidemia de gripe porcina que amenaza a Latinoamérica no ha disuadido a los sindicatos de la región de organizar actos masivos para celebrar un Día del Trabajador, este año centrado en otra plaga global: la crisis económica.

Con las excepciones de México, foco de la enfermedad, y Nicaragua, en el resto de los países se han mantenido las convocatorias de marchas multitudinarias para pedir a los Gobiernos medidas contra la crisis cuyos costos no recaigan exclusivamente en los trabajadores.

En México, precisamente uno de los países más afectados por las turbulencias económicas internacionales por su dependencia de EE.UU. y además sumido en una crisis sanitaria por la epidemia de gripe porcina, los sindicatos han anunciado la suspensión de la tradicional y masiva marcha del 1 de mayo, para evitar aglomeraciones que faciliten la expansión del virus.

En Nicaragua, pese a que no se ha informado de ningún caso sospechoso de contagio en todo el país, fue cancelado un acto que había sido convocado por las progubernamentales Central Sandinista de los Trabajadores (CST) y Frente Nacional de los Trabajadores (FNT) y en el que iba a participar el presidente Daniel Ortega.

El gobernante anunció la suspensión del acto, en el que los trabajadores le iban a pedir un aumento salarial promedio del 15%, y recomendó cancelar todas aquellas actividades en las que se aglomeren grandes cantidades de personas.

No obstante, en el resto de Centroamérica, la región más amenazada por la gripe porcina proveniente de México, se mantienen los actos convocados.

Éstos tendrán este año un sabor especial en El Salvador tras la victoria electoral en marzo del candidato presidencial de la antigua guerrilla de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Mauricio Funes.

En Honduras las principales organizaciones obreras exigirán una bajada de los precios de la canasta básica, tierras y asistencia técnica y crediticia para los campesinos y el cese de la violencia, mientras que las de Guatemala pedirán al Gobierno que garantice el empleo ante la crisis, que no se incrementen las tasas de interés bancario y que se mantenga el nivel de inflación.

La crisis económica internacional igualmente centrará las jornadas de Panamá y Costa Rica, donde los trabajadores se manifestarán para pedir al Gobierno acciones que beneficien a los trabajadores y a los empresarios que descarten una reducción de las jornadas laborales.

Los temores a una pandemia tampoco afectaron a la convocatoria de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Argentina, que pretende movilizar hoy a unos 100.000 trabajadores en Buenos Aires "en defensa del modelo productivo" del Gobierno peronista de Cristina Fernández.

El vecino Chile también seguirá adelante con las distintas marchas convocadas para mañana por la central Unitaria de Trabajadores (CUT), que hace dos semanas convocó un paro nacional y congregó a 12.000 personas en una marcha contra las empresas que despiden trabajadores por la crisis.

La gripe porcina tampoco alteró la programación para el Día del Trabajo en Brasil, donde las mayores concentraciones volverán a ser en la ciudad de Sao Paulo y girarán en torno al tema de la crisis y el mantenimiento de los empleos.

Mientras, la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) ha convocado a un mitin sindical y cultural en Lima y en Paraguay cuatro centrales sindicales movilizarán a sus adherentes por las calles de Asunción tras una tradicional misa.

La conmemoración del Día del Trabajador será menos unitaria en Venezuela, donde tanto el Gobierno de Hugo Chávez como la oposición han convocado a marchar mañana por las calles de Caracas.

En Bolivia serán los sectores afines al Ejecutivo de Evo Morales los que acapararán la jornada con una marcha en La Paz en la que se hará un curioso llamado en repudio a los "movimientos armados con sicarios terroristas".

Este reclamo hace referencia a la reciente desarticulación por la policía boliviana de un grupo de presuntos mercenarios que al parecer pretendía asesinar a Morales y preparaba la defensa militar de la región de Santa Cruz para su independencia.

También en Cuba, las consignas de los trabajadores pasarán por alto la crisis internacional y se centrarán en un tema no menos actual como la exigencia del final del embargo y la política de Estados Unidos hacia Cuba.

En República Dominicana, el Consejo Nacional de la Unidad Sindical (CNUS) reclamará un aumento salarial, la creación de nuevos empleos y libertad sindical, mientras que en Puerto Rico las organizaciones sindicales se unirán en protesta contra una ley que puede significar el despido de al menos 30.000 empleados públicos.

En Uruguay, el sindicato mayoritario PIT-CNT convocó una marcha bajo el lema "Para que la crisis no la pague el pueblo, por una salida democrática y productiva" y "para anular la ley de impunidad", en referencia a la norma que libró de juicios a los violadores de los derechos humanos durante la dictadura.

El movimiento sindical colombiano mantiene las marchas del 1 de mayo. La Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) informó de que, esta vez, la "gran marcha" en Bogotá tiene este lema: "Por libertades sindicales, por paz y democracia, no a la reelección uribista (del presidente Álvaro Uribe)".

Los sindicatos de Ecuador tienen previsto realizar la tradicionales marchas por todo el país, pese a que en un momento, dijeron a Efe, se habían planteado suspenderlas por la situación creada a raíz de la gripe porcina.