Un centenar de trabajadores de Rottneros de Miranda (Burgos) reivindica en la campa que no se cierre la papelera

VILLALAR DE LOS COMUNEROS (VALLADOLID), 23 (EUROPA PRESS)

Alrededor de un centenar de trabajadores de la empresa papelera de Rottneros, ubicada en Miranda de Ebro (Burgos), protagonizó hoy la principal reivindicación en Villalar de los Comuneros durante la celebración del Día de la Comunidad, al pedir que no se cierre la industria y reclamar el compromiso de la Junta de Castilla y León.

El presidente del Comité de Empresa, Francisco González, en declaraciones a Europa Press, explicó que desde el 1 de enero la factoría está parada y los trabajadores han cogido hasta un mes de sus vacaciones durante este tiempo. En total, se trata de 250 empleados con una media de edad de 50 años y 150 empleos indirectos.

González explicó que desde hace un mes y medio se habla de cierre y ya el pasado jueves les fue confirmado una vez que se ha presentado concurso de acreedores y se les ha confirmado que se pueden quedar en la calle.

Por ello, entre trabajadores y familiares, alrededor de un centenar de personas, que portaban un ataúd y una representación de la chimenea de la fábrica (la más alta de Castilla y León levantada en ladrillo), vistió camisetas blancas con una foto de la empresa en la parte delantera y una leyenda en la trasera en la que se decía "no preciso de sexo, la Junta me jode todos los días".

REUNIONES CON LA JUNTA

A este respecto, el presidente del Comité de Empresa explicó que han mantenido reuniones con representantes de la Junta de Castilla y León, que se ha comprometido a que no se cierre la fábrica y a ayudar a mantener el empleo en caso de que se dejara de funcionar.

González destacó la importancia de la empresa en Miranda, una ciudad con 40.000 habitantes, de los que 400 podrían irse al paro, por lo que reclaman una respuesta al Gobierno regional.

Finalmente, recordó que un grupo de trabajadores se ha encerrado en la Delegación de la Junta en Miranda, donde permanecerán el tiempo que haga falta, indicó el presidente del Comité de Empresa.

Aunque esta fue la principal reivindicación y la más visible, en la campa y junto al monolito se manifestaron también unos 20 vecinos de la comarca palentina de El Cerrato para pedir que no se instale en la zona un vertedero de residuos industriales.