Aglomeraciones en el segundo día de paro de Metro, con un seguimiento del 33% según la empresa y un 90 según sindicatos

MADRID, 1 (EUROPA PRESS) Los retrasos y las aglomeraciones han sido la tónica general en los primeros paros del segundo día de huelga que los trabajadores de Metro de Madrid están llevando a cabo para reivindicar "una negociación más justa" de su convenio colectivo y que han tenido un seguimiento del 33,13 por ciento según la Compañía, y de un 100 por cien en los trenes y un 90 por ciento en el resto de la empresa, según los sindicatos. Aunque los usuarios ya estaban avisados de estos paros, y muchos de ellos han tomado precauciones cogiendo otros medios de transporte o bien saliendo antes de casa, las estaciones con más de una línea en común se han visto desbordadas. En este sentido, desde la compañía explicaron a Europa Press que entre las 6 y las 7 horas se produjo un incremento de usuarios cercano al 16 por ciento, mientras que entre las 7 y las 8 horas la tendencia fue la contraria, con un descenso del 14 por ciento. Por otro lado, el portavoz de CC.OO. en Metro, Ignacio Arribas, cifró el seguimiento de la huelga en torno al 90 por ciento. Así, explicó que la huelga fue "prácticamente del 100 por cien entre los conductores", ya que de los 218 que podían llevarla a cabo sólo uno decidió no sumarse al paro. En lo que se refiere a las estaciones, Arribas señaló que los paros tuvieron un seguimiento que ronda el 85 por ciento, mientras que entre los trabajadores dedicados al mantenimiento de las instalaciones y del material móvil el seguimiento fue del 100 por cien. De igual manera, el portavoz de UGT en Metro de Madrid, Teodoro Piñuela, dijo que "los paros han sido masivos" y calificó como "ridícula" la valoración de la Compañía. "Esperamos que el amplio seguimiento sirva para dar un impulso que permita que podamos continuar con la negociación del Convenio", finalizó. Compañía y sindicatos sí se pusieron de acuerdo en señalar que los servicios mínimos pactados se cumplieron al 100 por cien y sin incidentes reseñables.