Bolivia.- El Gobierno ofrece diálogo a la oposición para implantar el régimen de autonomías en Bolivia

LA PAZ, 25 (EUROPA PRESS) El portavoz del Gobierno boliviano, Iván Canelas, informó ayer de que la administración del presidente Evo Morales pidió una vez más el diálogo a los prefectos opositores de los departamentos de Santa Cruz, Beni, Tarija y Chuquisaca, con la finalidad de implantar de forma pacífica el régimen de autonomías, bajo las prescripciones de la nueva Constitución de Bolivia. "El país no quiere violencia sino, en definitiva, quiere diálogo y eso es lo que estamos pidiendo nosotros. El Gobierno se está rogando, prácticamente en eso", aseguró Canelas. El Gobierno de Morales ha vuelto a llamar, por tercera vez consecutiva, a los prefectos Savina Cuéllar, de Chuquisaca; Ernesto Suárez, de Beni; Mario Cossio, Tarija; y Rubén Costas, de Santa Cruz; a un diálogo para establecer las líneas maestras de un régimen autonómico, inédito en el país. "El Gobierno en reiteradas oportunidades anda demandando diálogo a la oposición política que intenta generar procesos de enfrentamiento y violencia. Ahora ponen una nueva condición que es la presencia del presidente Evo Morales en todas las sesiones de diálogo. ¿Qué quieren?,¿que no trabaje?, ¿que no haga gestión?", reclamó el portavoz. Costas, que pidió como condición inexcusable la presencia de Morales en toda la ronda de las conversaciones, aseguró que la oposición "no quiere diálogo, porque, cuando uno quiere acepta sin condiciones", en declaraciones a la Agencia Boliviana de Información recogidas por Europa Press. Los prefectos no se presentaron a varias reuniones en las que participaron Morales y el vicepresidente boliviano, Alvaro García. Quizás por ese motivo y para poner en marcha el proceso el ministro de Autonomías, Carlos Romero, se mostró dispuesto a trasladar la mesa de diálogo a Santa Cruz. OBSERVADORES EXTRANJEROS "Hemos aceptado cualquier observador porque la aplicación de las autonomías será de manera transparente", corroboró Canelas en relación a la petición de la oposición de que acepten observadores extranjeros, como la ONU, en procesos electorales. El Gobierno boliviano reiteró ayer su convocatoria a los prefectos opositores para que asistan al diálogo convocado por Morales para el 3 de marzo próximo. "Hay muchas condiciones que van poniendo los prefectos de la oposición para asistir al diálogo que son condiciones sistemáticas. Hemos aceptado una y otra condición y les hemos propuesto que discutamos, viabilizaremos para que las autonomías sean una realidad a la brevedad posible", repasó el portavoz boliviano. "Nosotros creemos que el diálogo se debe dar lo antes posible de manera que eso lo vamos a seguir aplicando. Hay una Constitución aprobada por la mayoría del pueblo boliviano y el Gobierno y todas las instancias del poder deberían estar involucradas lo antes posible y la oposición debería tener esa visión democrática", arengó Canelas.