Educación está reelaborando la normativa para minimizar los efectos de la huelga de comedores en las familias

BILBAO, 27 (EUROPA PRESS)

El Departamento vasco de Educación está procediendo a reelaborar la normativa que rige los comedores escolares de gestión directa de los centros públicos, a fin de minimizar al máximo los efectos en las familias de la huelga en las empresas contratadas.

Con este fin, se plantea que los centros educativos, en base a su autonomía, puedan modificar los horarios, y realizar jornada continuada, pedir un servicio de picnic a las empresas de catering o alterar el transporte escolar si dispusiesen del mismo.

Asimismo, el Departamento de Educación plantea que los centros no cobren los importes de comedor durante las jornadas en las que no se proporcione servicio por motivo de la huelga, y la devolución de lo cobrado en su caso.

La normativa vigente establecía la improcedencia de devoluciones o impagos, salvo en supuestos de ausencia de servicio por una duración mayor de dos semanas. La normativa que el nuevo Departamento de Educación está elaborando tiene en cuenta esta situación de paro y por lo tanto permite que los días afectados por la huelga no sean cobrados a las familias.

Dado que la normativa en vigor es una Orden, la sustitución de la misma se realizará por otra norma del mismo rango. Para evitar confusiones hasta su publicación, los centros educativos están siendo informados de las distintas posibilidades existentes para paliar en las familias los efectos del conflicto laboral abierto entre las empresas de catering y sus empleados.