CRISIS EN EL PSOE Estos son los 17 miembros de la Ejecutiva del PSOE que han presentado su dimisión

El ministro de Transportes partidario de que el Estado participe en Opel

  • Berlín, 26 feb (EFE).- El ministro alemán de Transportes, el socialdemócrata Wolfgang Tiefensee, se ha mostrado partidario de que el estado adquiera capital de la firma automovilística alemana Opel, cuyo futuro se encuentra seriamente amenazado por la grave crisis de su casa matriz, la estadounidense General Motors.

El ministro de Transportes partidario de que el Estado participe en Opel

El ministro de Transportes partidario de que el Estado participe en Opel

Trabajadores de Opel de Alemania se manifiestan por su supervivencia

Trabajadores de Opel de Alemania se manifiestan por su supervivencia

Berlín, 26 feb (EFE).- El ministro alemán de Transportes, el socialdemócrata Wolfgang Tiefensee, se ha mostrado partidario de que el estado adquiera capital de la firma automovilística alemana Opel, cuyo futuro se encuentra seriamente amenazado por la grave crisis de su casa matriz, la estadounidense General Motors.

"Los estados de Turingia, Renania del Norte-Westfalia, Renania Palatinado y Hesse, que cuentan con plantas de Opel, podrían participar en la empresa, por lo menos de manera temporal", declara Tiefensee en la edición de hoy del rotativo "Hamburger Abendblatt".

Tras comentar que "aconsejo a los gobiernos de los Länder dejar abierta esa posibilidad", el titular alemán de Transportes recuerda el ejemplo de Volkswagen, grupo en el que el estado de la Baja Sajonia cuenta con el 20 por ciento de su capital.

"Opel es una empresa extraordinaria que desafortunadamente se ha visto arrastrada por el torbellino de la casa matriz estadounidense General Motors", comenta el ministro.

Asimismo declara en el citado rotativo que "debemos obligatoriamente tratar de mantener los puestos de trabajo en Alemania. También en la industria de componentes" y señala como otras posibilidades de ayuda la concesión de créditos y avales.

Mientras tanto se espera que la central europea de Opel en Rüsselheim, junto a Fráncfort, sea testigo hoy de una manifestación masiva de sus empleados para exigir el mantenimiento de sus puestos de trabajo y que no cierre una sola de las plantas de Opel.

Hasta 15.000 empleados se espera que acudan a la concentración, en la que intervendrán el vicecanciller alemán, Frank Walter Steinmeier, y el presidente del sindicato gremial del metal IG Metall, Berthold Huber.

Manifestaciones similares se esperan ante las plantas alemanas de Opel en las localidades de Eisenach y Kaiserslautern y en esta última tiene previsto dirigirse a los trabajadores el jefe del gobierno de Renania-Palatinado, Kurt Beck.