El padre de Saberi asegura que ella está "muy débil" tras una semana en huelga de hambre y que teme por su vida

El padre de Saberi asegura que ella está "muy débil" tras una semana en huelga de hambre y que teme por su vida

El padre de Saberi asegura que ella está "muy débil" tras una semana en huelga de hambre y que teme por su vida

TEHERAN, 27 (Reuters/EP)

La periodista americano-iraní Roxana Saberi, condenada el pasado 18 de abril por un tribunal iraní a ocho años de cárcel por espionaje, se encuentra muy débil una semana después de declararse en huelga de hambre, según informó hoy su padre, quien admitió que teme por la vida de su hija.

Reza Saberi y su esposa Akiko visitaron ayer a Roxana en el penal de Evin, en Teherán, donde la llevaron flores con motivo de su 32 cumpleaños. "Está muy, muy débil, su estado es malo. Apenas puede ponerse en pie", declaró a Reuters. "Estoy preocupado por su salud, estoy preocupado por su vida", añadió.

Roxana Saberi, nacida en Estados Unidos y que ha vivido en Irán los últimos seis años trabajando como periodista, fue condenada a ocho años de cárcel por "espiar" para Washington en un juicio a puerta cerrada. Su padre ha manifestado que las "confesiones" que Roxana hizo bajo coacción durante la reclusión preventiva podrían haber sido utilizadas como prueba en su juicio.

El padre, de 68 años de edad, aseguró que había pedido a su hija que abandonara su huelga de hambre, pero ella no quiso discutir el asunto durante los 20 minutos que duró el encuentro. La periodista empezó a rechazar los alimentos el pasado martes, añadió.