El trabajador de Trety abandona la huelga de hambre para poder seguir trabajando

MAÇANET DE LA SELVA (GIRONA), 27 (EUROPA PRESS)

El trabajador de la empresa Trety de Maçanet de la Selva (Girona) Josep Segura abandonó el sábado la huelga de hambre iniciada hace una semana, después de que el jefe de personal de la compañía le advirtiera que si seguía con la huelga, no podría seguir trabajando.

Según explicó el mismo Segura en declaraciones a Europa Press, la doctor de la empresa le realizó unas pruebas para comprobar su estado de salud y aseguró que era "perfecto". No obstante, le instó a completar el chequeo con un análisis más exhaustivo fuera del centro de trabajo.

Segura afirmó que a este análisis "fue a lo que se agarró el responsable de personal para impedir que continuara trabajando", puesto que aseguró que si el empleado no podía demostrar que estaba sano al 100%, se vería obligado a impedirle que manipulara la máquina con la que trabaja.

El trabajador lamentó tener que dejar la huelga de hambre, pero afirmó que no tenía otro remedio, ya que necesitaba el salario. De todos modos, Segura y su mujer seguirán haciendo guardia delante de las puertas de Trety con la furgoneta llena de pancartas para reclamar la dimisión del comité de empresa que está gestionando la negociación del Expediente de Regulación de Empleo con la empresa.

Mañana volverán a reunirse el comité y la empresa en las oficinas de de Trabajo de la Generalitat en Girona para intentar llegar a un acuerdo. La última propuesta por parte de la empresa afectaría a 241 personas a las que se indemnizaría con 37 días por año trabajado con un máximo de 18 mensualidades. Por su parte, el comité sigue reclamando que los trabajadores afectados por el ERE sean 235 de los 750 que forman la plantilla y que se paguen indemnizaciones de 45 días por año trabajado con un máximo de 35 mensualidades.