ELA dice que acudirá a la llamada del Ejecutivo porque "tiene mucho que decir" y aclara de que no se repensará la huelga

BILBAO, 13 (EUROPA PRESS)

El responsable de Comunicación de ELA, Patxi Agirrezabala, aseguró hoy que la central nacionalista acudirá a la llamada del Ejecutivo vasco, previa al inicio del diálogo social, porque "tiene mucho que decir" aunque "no reconsiderará" la huelga del 21 de mayo, como ha solicitado el nuevo lehendakari, porque "está lanzada" y la adhesión "es mayoritaria".

En declaraciones a Europa Press, Agirrezabala aclaró que el Ejecutivo no se ha puesto todavía en contacto con el sindicato, si bien espera recibir la invitación y acudir, "porque ELA tiene mucho respeto institucional". "A reuniones formuladas de manera bilateral pensamos acudir", dijo.

Según manifestó, ELA "tiene mucho que decirle al lehendakari" y dispone de una "batería de cuestiones para plantearle". "Pero -explicó- no vamos a participar en mesas de diálogo social como las que se han venido mostrando hasta ahora, vacías de contenido y que no han hecho más que legitimar posiciones patronales y de la Administración".

Aclaró que la central nacionalista "no participa de ese modelo" porque "está alejando al sindicalismo de su verdadero papel, que es estar con la clase trabajadora, y más en estos momentos de crisis económica".

Agirrezabala consideró que ELA podría variar su postura si en esas mesas se quisiera reorientar el trabajo y redefinir todas las políticas que se han venido haciendo". "Pero, ni el PNV estuvo en su día, ni el PSE se ha demostrado que, estando en la oposición, se ha opuesto a reorientar esas políticas, por lo que, en tanto no cambien la situación, nosotros no participaremos en esas mesas", señaló.

El dirigente sindical se dirigió a Patxi López para afirmar que ELA "no se va a repensar" la convocatoria de la huelga porque "está lanzada" y la adhesión de trabajadores "está siendo mayoritaria". "Dependerá del lehendakari cuando nos quiera citar, pero para nosotros es invariable nuestra posición de mantener la huelga para el 21 de mayo", aseguró.

El representante de la central afirmó que durante la primera reunión con Gobierno vasco, escuchará sus planes y orientaciones y, posteriormente, le insistirán en la necesidad de "evitar los chantajes que está haciendo la patronal en la negociación colectiva", así como de "hacer políticas públicas en favor de la gente" y "desandar las anteriores".

"Hay que combatir el fraude fiscal, han suprimido el impuesto de patrimonio, se están utilizando los presupuestos para no incentivar el gasto social, y todas esas políticas son las que van a estar presentes encima de la mesa el día que mantengamos la conversación que tengamos, y que son las mismas que nos han llevado a la convocatoria de la huelga", dijo.

RESPETO A LAS MAYORÍAS

Agirrezabala aseguró que quien considera que "se deben respetar las mayorías en el terreno político" debe hacerlo también "en el sindical" y criticó que el Ejecutivo anterior "se ha caracterizado por vulnerar esas mayorías".

"A nosotros, en términos de negociación colectiva y de convenios no se nos puede excluir, y será responsabilidad exclusiva del Gobierno, en función de los planteamientos que bilateralmente hagamos y vayamos concluyendo, hacerlo o no", dijo.

En este sentido, criticó que CC.OO. exija al Gobierno que mantenga el diálogo social pese a que ELA no esté presente. "Es el modelo que comporta CC.OO. No es de recibo que, en ámbitos donde es minoría, pretenda condicionar una situación en la que no hay respeto a las mayorías y que, a partir de ahí, pretenda un cheque en blanco para poder hacer y deshacer en función de sus propios intereses", afirmó.