ELA dice que no hay "instrumentalización partidaria" en la convocatoria de la huelga pero sí objetivos políticos

BILBAO, 7 (EUROPA PRESS)

El secretario de ELA, Adolfo Muñoz, manifestó hoy que en la convocatoria de huelga general del próximo 21 de mayo "no hay instrumentalización partidaria", aunque ésta "sí tiene objetivos políticos", ya que "uno no es partido político, pero no es tonto y las decisiones políticas nos afectan".

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, donde el sindicato abertzale dio a conocer su informe sobre la cuyuntura económica y social actual, Muñoz aseguró que, en estos momentos, hay que "luchar contra la indiferencia porque esta huelga tiene que ser de la solidaridad y, para ello, hay que superar el encubrimiento que genera el sistema, ya que éste se protege porque crea insolidaridad e indiferencia".

Además, denunció que los poderosos no están "interesados" de que se hable de las causas de la crisis, y aseguró que hay un acuerdo entre los gobiernos y los poderes económicos para que las políticas que se han hecho "no se cambien".

"Ese es el acuerdo fundamental que existe. Nada fundamental que afecte a los poderosos se quiere cambiar y, en esta foto, los gobiernos aparecen absolutamente desbordados sin que tomen ninguna iniciativa", señaló.

Muñoz recalcó que, según el informe que han hecho público hoy, "no es verdad que en el mundo se esté destruyendo el mismo empleo que aquí", ya que "en Euskadi batimos records en estrucción de empleo con incremento de PIB superior a otros países".

En esta línea, aseguró que "tienen más razón que un santo" cuando dicen que se está destruyendo empleo porque "el sistema permite que la patronal haga el ajuste de empleo que le dé la gana".

Además, señaló que "no es verdad que no haya dinero" y criticó que "sí hay dinero público para la banca que no funciona y nadie se mete con la banca; y dinero público derrochado para los empresarios que todo el mundo sabe que el empleo depende de la actividad, no de que se subvencione a la patronal".

El secretario general de ELA señaló que las decisiones políticas deberían afectar al "imprescindible" incremento del gasto social y a la revisión para "desandar" las políticas fiscales que se han hecho. "Es imprescindible que se toque la fiscalidad y que los ricos paguen más impuestos, sino ¿en que se diferencia un partido social demócrata de uno de derechas?", criticó.

En este sentido, explicó que ayer, tras el consejo de Ministros extraordinario, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, advirtió que no se van a subir los impuestos a las rentas más altas y que van a estudiar bajarlas.

"Esto es muy fuerte y la pregunta sería en qué se diferencia del Partido Popular porque, si no se toca la fiscalidad, no sé con qué vamos a financiar el imprescinble gasto social que necesita nuestro sociedad", señaló.

Por otro lado, el secretario general de ELA precisó que, en la convocatoria de la huelga, "no hay instrumentalización partidaria", aunque ésta "sí tiene objetivos políticos", ya que, según Muñoz, "uno no es partido político, pero no es tonto, ya que las dicisiones políticas nos afecta".

Además, aseguró que los objetivos de la huelga general están "muy tasados". "Son solidaridad, parar la sangría de destrucción de empleo que se están dando y parar los chantajes que se están dando en las empresas", agregó.

INFORME

En el informe hecho público hoy por el sindicato se refleja la situación social y económica actual de la Comunidad Autónoma Vasca, donde denuncian que, mientras en Euskadi ha habido un "mayor" crecimiento del PIB que en otros país de Europa, la destrucción de empleo "también ha sido mayor".

Por otra parte, y basándose en los datos hechos públicos por el Servicio Público de Empleo Estatal, INEM, el sindicato recalca que, durante el primer trimestre de 2009, se destruyó una media de 410 empleos por día.

Además, denuncia que el 90 por ciento de los contratos firmados durante este periodo sigue siendo de carácter temporal y ha aumentado los expedientes de regulación de empleo.