Establecidos los servicios mínimos del 50 por ciento para los paros del lunes en Metro

MADRID, 27 (EUROPA PRESS) La Consejería de Transportes e Infraestructuras ha establecido unos servicios mínimos del 50 por ciento para las jornadas de paro en Metro que tendrán lugar el lunes y el miércoles después de que los sindicatos UGT, CC.OO., Solidaridad Obrera, Sindicato de Conductores y Sindicato Libre no hayan llegado a un acuerdo con la Dirección de la compañía. Los paros se producirán en tres franjas horarias, de 2.00 a 4.00 horas, de 7.00 a 9.00 horas y de 18.00 a 20.00 horas. Durante estos periodos, y con independencia del seguimiento que tenga la huelga, en las horas en que se realizarán los paros se garantiza la circulación de trenes en al menos el 50 por ciento de los que funcionan de manera habitual, informa Metro, que aseguró que el resto de las horas el servicio se prestará con normalidad. Durante los días de huelga y en los periodos horarios de paro parcial, se refuerza la oferta de transporte en la EMT, concretamente en las líneas que discurren por los ejes viarios coincidentes con las trazas de Metro. Estos incrementos de oferta en la EMT estarán ajustados a la disponibilidad de personal de conducción, utilizando todos los recursos materiales existentes en la hora punta de la mañana, es decir una dotación de unos 1.875 autobuses, para atender los periodos horarios coincidentes con los paros parciales en Metro. DISCULPAS DE LA COMPAÑÍA "Metro de Madrid lamenta las molestias que se puedan ocasionar derivadas de los paros convocados por los sindicatos y muestra su disponibilidad para sentarse a negociar de nuevo los aspectos del Convenio Colectivo", señalaron en un comunicado. Según explica Metro, acceder a las reivindicaciones de los sindicatos supondría para la el incremento en un 34 por ciento del presupuesto anual. Entre sus peticiones, recuerdan, se encuentra una subida salarial de 180 euros mensuales, lo que supondría un aumento de 2.700 euros anuales para cada trabajador. El salario medio de aproximadamente el 60 por ciento de los trabajadores de Metro, entre conductores, jefes de vestíbulos, jefes de sector y oficiales, es de cerca de 33.000 euros brutos anuales, señalan. También piden la reducción de la jornada laboral a 35 horas, "lo que significaría que cada empleado trabajara entre 11 y 12 días menos al año", y la ampliación de la plantilla con 500 trabajadores, "mientras que durante la última legislatura se han incorporado casi 2000 personas más a la plantilla", añaden. Critican que la convocatoria de paros se ha producido cuando apenas se había profundizado en la negociación entre empresa y sindicatos y sin tiempo para que se produzcan acercamientos o avances significativos. "La negociación prácticamente acababa de empezar y la única oferta que se ha recibido por parte de los sindicatos ha sido la convocatoria de paros", lamentan. La empresa ya ha realizado una primera oferta a los sindicatos condicionada a la desconvocatoria de paros. Ante la propuesta de la empresa los sindicatos desconvocaron los dos primeros días de paros (para el 24 y el 26 de marzo), pero han mantenido los paros de la próxima semana. La compañía mantiene sus ofrecimientos hasta la próxima reunión del 3 de abril, no obstante, materializaría lo ofrecido en caso de que se desconvocaran los paros. Entre las medidas que ofrecía la empresa y que los sindicatos no han aceptado se encuentran, el compromiso de incluir en el texto del Convenio Colectivo un sistema de jubilación similar al acordado en el anterior convenio; y la conversión a jornada completa de contratos a tiempo parcial para cubrir bajas que se hayan producido entre jefes de vestíbulo y conductores. También ofrecieron otra serie de medidas sociales, entre las que destacan la ampliación del periodo de excedencia para atender al cuidado de los hijos hasta que el menor cumpla cuatro años y nuevas modalidades en la reducción de jornadas.