Estibadores de Puerto de Las Palmas aplazan la huelga hasta 22 de abril y reprochan la política "capitalista" de Sestiba

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 2 (EUROPA PRESS)

Los estibadores del Puerto de La Luz y de Las Palmas han decidido aplazar la huelga convocada para mañana, 3 de marzo, hasta el próximo 22 de abril --un tiempo en el que esperaron poder llegar a un acuerdo-- y han reprochado la actitud de la Sociedad de Estiba y Desestiba (Sestiba) y de las empresas estibadoras, sobre las que opinaron que llevan a cabo "una política totalmente capitalista, intentando desacreditar la profesión del estibador portuario usando los medios de comunicación, tergiversando la verdad, contando mentiras y desprestigiando la valía de los trabajadores", según pusieron hoy de manifiesto el presidente de la Coordinadora Estatal de Estibadores Portuarios, Antolín Goya, y su homólogo en Canarias, Miguel Rodríguez, durante una rueda de prensa.

"Ha habido un alargamiento, una fecha nueva, que se extiende hasta el día 22 --de abril-- para poder negociar el ERE que está presentado en la Autoridad Laboral. Por supuesto que estaremos haciendo todos los esfuerzos que sean necesarios para tratar de buscar un acuerdo antes de esa fecha. No sobra decir que seguimos haciendo una apuesta importante por conseguir un acuerdo de estabilidad y futuro para el Puerto", dijo Rodríguez.

El representante sindical de los estibadores en las islas también hizo especial hincapié en que lo que se está planteando es que se llegue a un acuerdo que garantice que el Puerto de La Luz siga siendo un recinto portuario "importante" en el Atlántico medio de plataforma internacional para los container de trasbordo. "En esos términos estamos dispuestos a hacer todos los ajustes que hagan falta y, desde luego, lo que no vamos es a sentarnos a arreglar el problema económico de ninguna empresa, puesto que tampoco ellos se sentaron con nosotros para repartir los beneficios que tuvieron en los momentos de bonanza", añadió.

Consideró importante que las empresas sepan que los estibadores son "cómplices" de que el tráfico que existe en el Puerto sea una realidad y que también son responsables de acometer las medidas necesarias para seguir teniendo y estabilizar dicho tráfico.

De esta manera, los estibadores agradecieron el apoyo a los trabajadores de Guaguas Melenara, Guaguas Municipales, Global, Bomberos, personal de Opsa, Educación, Justicia, colectivo de taxistas, personal de Astican, Policía Municipal de Las Palmas de Gran Canaria, la de Telde, Parques y Jardines de Telde, al Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana y a la representación de la totalidad de los Puertos del Estado, que también se han desplazado hasta la isla para apoyar la causa.

Por su parte, el presidente de la Coordinadora Estatal de Estibadores Portuarios, Antolín Goya, --que representa al 93 por ciento de los estibadores de España y a 70.000 en todo el mundo-- explicó que su intención ha sido la de mantener una reunión con los representantes del Comité de Empresa del Puerto de Las Palmas para valorar la justificación del ERE planteado, "algo que no es novedoso en el sector".

EREs TEMPORALES EN LA MITAD DE LOS PUERTOS ESPAÑOLES

"Estamos afrontando EREs temporales en prácticamente la mitad de los puertos españoles. Estamos afrontando expedientes sobre un proceso de negociación, un proceso donde los estibadores vamos haciendo un esfuerzo claro para que los tráficos no abandonen nuestros puertos, para que las empresas que nos dan esa actividad mantengan la viabilidad económica y puedan seguir garantizando el puesto de trabajo de nuestros afiliados", apuntó.

Goya indicó que el Puerto de Las Palmas es el único sitio en el que se ha planteado un expediente de extinción de contrato, donde dicho expediente no se ha intentado consensuar y, donde además, "no hay un interés por hacerlo"; dijo mientras señaló que el Puerto de La Luz también "es el único sitio en el que el ERE carece de viabilidad, puesto que no cumple los requisitos mínimos en lo que se refiere a nivel de actividad o por los plazos mínimos para que pudiera ser aceptado".

En este sentido, afirmó que, hasta el momento, los que están aportando y en disposición de aportar son los estibadores. Así, el posicionamiento de la reunión que tuvo lugar durante la jornada de ayer fue el de un rechazo al ERE de suspensión de contratos y el de reprochar la actitud de la Administración y de la parte empresarial, ya que opinó que lo que están intentando hacer es de "caraduras", "con una política totalmente capitalista, intentando desacreditar la profesión del estibador portuario usando los medios de comunicación, tergiversando la verdad, contando mentiras y desprestigiando la valía de los trabajadores".

El presidente de la Coordinadora Estatal advirtió que el único objetivo de esta actitud es la de poder mantener su nivel de resultados en tiempos de crisis. "Si se está planteando para eso, que tengan claro que con nosotros no van a contar".

Durante la reunión, se acordó que los estibadores estarán en una "disponibilidad plena". "No hemos cerrado ninguna vía de diálogo. Hemos aplazado la fecha de la huelga a cambio de nada. Solamente lo hemos hecho en señal de garantía en la negociación, puesto que estamos dispuestos a hablar de lo que sea, lo que no estamos dispuestos es a que se intente cubrir el nivel de beneficios solamente a costa del trabajo de los estibadores, y para eso estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias", manifestó.

TERCER PUERTO QUE MENOS DESCIENDE

El Puerto de La Luz y de Las Palmas, según datos de Puertos del Estado durante el mes de enero, es el tercer puerto de España donde menos ha caído la actividad. "Solamente hay dos puertos con un descenso de actividad menor", explicó Goya.

Señaló que en los demás puertos donde ha descendido la actividad más que en Las Palmas se ha llegado a un pacto con EREs temporales y con planes de viabilidad para el puerto, algo que para Goya no ocurre en el Puerto de La Luz, y opinó que "lo que ocurre es que 4 empresas quieren seguir manteniendo su nivel de beneficios".

"Lo que se está poniendo sobre la mesa --en relación al ERE-- no es la viabilidad de los 170 trabajadores o no, sino que lo que se pretende es usar ese expediente como una 'Espada de Damocles' para modificar las condiciones laborales que tenemos pactadas por acuerdo aprovechando la situación de crisis", concluyó.