Granada.- Finaliza sin acuerdo el encuentro entre Rober y el comité de empresa, por lo que continuarán los paros

IU exige al alcalde que no tolere más "tomaduras de pelo" de la empresa y exija el cumplimiento de sus compromisos GRANADA, 11 (EUROPA PRESS) El encuentro celebrado hoy entre la dirección de Rober S.A., concesionaria del servicio de autobuses urbanos en la capital, y el comité de empresa finalizó hoy sin ningún tipo de acuerdo para poner fin a la huelga, puesto que no se acercar posturas en la reivindicación sindical de hacer fijos a 19 trabajadores. El presidente del comité de empresa, Ángel Aliaga (CCOO), calificó de "absurda" la solución ofrecida por Rober, que les ha emplazado a plantear sus reivindicaciones en la negociación del próximo convenio colectivo, que tendrá lugar en primavera. Para Aliaga este aplazamiento "dilata el problema en vez de solucionarlo", una estrategia que, a su juicio, utiliza la empresa para "incumplir los acuerdos", según informó hoy en una nota CCOO. De este modo, confirmó que los trabajadores continuarán con las movilizaciones programadas hasta el 20 de febrero para demandar el cumplimiento de sus reivindicaciones, entre las que también se incluyen la aplicación de una misma escala de antigüedad para todos los trabajadores y la modificación de un artículo del convenio colectivo para que los trabajadores puedan decidir si prefieren cobrar las horas extras o descansarlas. El sindicato cifró el seguimiento de la huelga en la jornada de hoy en un ochenta por ciento e insistió en la necesidad de que el Ayuntamiento medie en el conflicto, puesto que ha concedido a Rober la prestación del servicio público hasta el 2010. Por su parte, Rober ha denunciado ante la Fiscalía provincial a una parte de los piquetes y al comité de huelga por un supuesto delito contra los derechos de los trabajadores. Concretamente, acusó a los piquetes de la huelga de "coaccionar, insultar y amenazar" a los trabajadores que decidieron ejercer su derecho a trabajar durante los primeros día de paros, cuando, según aseguró, se produjo "un riesgo de accidentes muy graves". La empresa aseguró que la huelga del pasado junio finalizó con un sólo acuerdo --y no con tres como argumenta CCOO-- que supuso un incremento sobre todos los conceptos retributivos del I.P.C real de 2008 más el 0,7 por ciento, el cual "se ha cumplido rigurosamente". La dirección de Rober recordó además que se están desarrollando elecciones sindicales con la empresa y que atenta contra la ley alcanzar acuerdos con un sindicato en detrimento del otro durante este periodo electoral, que finalizará el próximo 27 de febrero con las votaciones. "TOMADURA DE PELO" Por su parte, el concejal de IU en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, exigió al alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado (PP), "que no consienta más las tomaduras de pelo de la empresa Rober y exija el cumplimiento de sus compromisos para garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores". Para Puentedura, Torres Hurtado "no puede seguir manteniendo una posición equidistante ni tolerar el pulso que la dirección de Rober está haciendo a los trabajadores a costa de sus derechos laborales y a de los usuarios del servicio". Asimismo criticó que el regidor "prefiera callar" ante este conflicto laboral "sin importarle en absoluto el perjuicio que está ocasionando a los ciudadanos", a pesar de que el Ayuntamiento es el responsable "máximo" del transporte público en la ciudad. Anunció que el grupo municipal de IU propondrá que la junta de portavoces actúe como mediador en este conflicto "porque el ayuntamiento no puede seguir permaneciendo impasible ante este conflicto laboral".