Granados se compromete a que los funcionarios recuperen "en el futuro" la pérdida económica que sufran por la crisis

Emplaza a los empleados judiciales a renunciar a una parte de la subida del complemento salarial MADRID, 16 (EUROPA PRESS) El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, se comprometió hoy a que los funcionarios de los tribunales madrileños recuperen "en el futuro" la pérdida económica que sufran este año con motivo de la rebaja de la oferta salarial, ajustada a la crisis económica, que realiza su departamento respecto a los acuerdos firmados en diciembre de 2007. Granados anunció que se reunirá mañana con los sindicatos para desbloquear las movilizaciones programadas para esta semana por CC.OO., STAJ y UGT. "El Gobierno regional ha hecho una oferta un poco inferior con la acordada. La oferta es razonable. Los funcionarios deben tomar conciencia de la situación gravísima de crisis económica que atraviesa España y del descenso de la recaudación que se ha producido", recalcó Granados, quien garantizó que "la pérdida que se produzca este año de lo inicialmente pactado se recuperará en el futuro". Aludía a la rebaja de la oferta salarial que se ha acordado en las negociaciones que se mantienen respecto a lo contemplado en el convenio que se fraguó el 11 de diciembre de 2007 entre el ex consejero Alfredo Prada y los sindicatos. El incumplimiento de los acuerdos ha llevado a los funcionarios a secundar, a partir de hoy, una nueva huelga de carácter indefinido, en la que se alternarán quince días de paro y una semana de trabajo. La huelga se cumplimenta con piquetes en las sedes judiciales y concentraciones a lo largo de la semana, frente a la sede de la Consejería, el Gobierno regional y el PP nacional. Así, Granados emplazó al colectivo a que "renuncien a una parte de la subida del complemento" pactada con Prada en 2007 para reconducir la situación. "En este momento no podemos asumir esa carga económica", aseveró el consejero en la sede del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), momentos antes de reunirse con el decano de los abogados, Antonio Hernández-Gil, para afrontar el otro frente abierto por las protestas de los abogados del turno de Oficio. Pese a que los empleados públicos mantienen que el diálogo está bloqueado, el consejero insistió en que las conversaciones se mantienen en pie. De hecho, adelantó que tratarán de reunirse mañana con los sindicatos. No obstante, el colectivo prevé mañana concentrarse en Gran Vía 18, frente a la sede de la Consejería, para instar al Gobierno regional a cumplir los convenios acordados para mejorar la grave situación de los tribunales de la región. PODER ADQUISITIVO, GARANTIZADO Granados destacó que la resolución del conflicto está en manos de todos, recordando que los funcionarios son los que "mejor garantizado tienen el mantenimiento de su poder adquisitivo vía presupuestos generales del estado". El convenio contemplaba una subida salarial de 450 euros de manera paulatina, es decir, 130 euros en 2008, otros 155 en 2009, 75 más en 2010 y 90 más en 2011. También se incluía un plan de choque para incrementar las plantillas de los juzgados más atascados. La Consejería de Granados paralizó el acuerdo debido a la imposibilidad de su departamento de hacer frente a las promesas económicas debido a la crisis económica que atraviesa España. Pese a ello, mantenían negociaciones para rebajar en el aspecto retributivo el pacto alcanzado con los sindicatos.