Ibarra propone una huelga de hambre en el Ministerio de Medio Ambiente para exigir que autorice la Refinería Balboa

MÉRIDA, 24 (EUROPA PRESS)

El ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, propuso hoy hacer una huelga de hambre en las dependencias del Ministerio de Medio Ambiente en Madrid "y no salir de allí" hasta que conceda la autorización correspondiente al proyecto de Refinería Balboa, que lleva ya "seis" años en trámites administrativos.

Rodríguez Ibarra espetó que en la actual situación de crisis, con un 21% de paro en la región, es una "broma" que "un proyecto industrial con dinero no se ponga en marcha" debido a la demora de la autorización ministerial.

En concreto, Rodríguez Ibarra, que intervenía en el VI Congreso de UGT Extremadura, dijo que "sería muy bonito que hicieran definitivamente una huelga de hambre" en la sede del ministerio, y acto seguido propuso que protagonizaran el encierro el secretario general de CCOO de Extremadura, Julián Carretero, y el que a partir del próximo domingo será secretario general de UGT en la región, Francisco Capilla.

Agregó Ibarra que en el encierro estarían los dirigentes sindicales "en compañía de muchos socialistas" de la región, tras lo que apostilló en tono irónico que "y ahora del PP" también, puesto que este partido ya "acepta la refinería", tras haberla rechazado anteriormente.

"No estoy hablando en broma", advirtió a los presentes en el Palacio de Congresos de Mérida Rodríguez Ibarra, quien se ofreció incluso a asesorar sobre cómo se hace una huelga de hambre, puesto que él las hizo en sus tiempos de joven militancia política.

Por otra parte, Ibarra se refirió a la situación en el País Vasco, respecto a la cual recordó que el PSOE va a "pagar un precio muy alto" en el Congreso por los acuerdos con el PP de Basagoiti.

Rodríguez Ibarra se mostró claramente a favor de la "apuesta" del PSE-EE "junto con el PP", si bien dijo no entener que los 'populares' no estén "dispuestos a pagar el mismo precio" que los socialistas.

Así, propuso que cuando en el Congreso cinco diputados del PNV se dispongan a votar en contra del Gobierno, debido precisamente al acuerdo PSOE-PP en el País vasco, otros cinco parlamentarios del PP "salgan de la Cámara". "Eso es cultura democrática", sentenció Ibarra.