Inagra y sindicatos se reúnen mañana en el Sercla en un "último intento" de evitar la huelga en abril

GRANADA, 25 (EUROPA PRESS) El comité de empresa de Inagra, concesionaria del servicio de recogida de basuras en la capital granadina, y los representantes de la patronal se reunirán de nuevo mañana en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla) en un "último intento" de evitar la huelga prevista para el 1 de abril. El representante de UGT en el comité de empresa de Inagra, Manuel Arca, informó a Europa Press de que en el pasado encuentro las partes no avanzaron en las negociaciones referidas a las mejoras salariales y de contratación que solicitan los sindicatos. Piden concretamente el abono de los salarios retrasados de 2008, de modo que la mitad se pague en la nómina del mes de junio y el resto en la de diciembre, y que los atrasos acumulados en enero y febrero de 2009 se abonen en la nómina de este mes. También solicitan que los 120 trabajadores que tienen contrato a tiempo parcial pasen a tenerlo de jornada completa y que pasen a indefinidos en régimen de tiempo parcial otros 100 empleados que actualmente están desempeñando su actividad como eventuales. Ante esta situación y mientras no se alcance un acuerdo mañana, los trabajadores están llamados a secundar el viernes una manifestación previa al inicio de la huelga, que ha sido convocada para el 1 de abril y podría prolongarse toda la Semana Santa. Por su parte, Inagra ofreció en el pasado encuentro a los sindicatos la contratación fija de 140 empleados, 70 a jornada completa y el resto parcial. La patronal también ha propuesto pagar a los trabajadores el IPC más el 0,9 en tres años, lo que consideró un "esfuerzo económico" dada la actual situación de crisis, si bien "los sindicatos quieren que se abone todo en 2009 y eso es complicado", según explicaron fuentes Inagra, que manifestaron su deseo de evitar la huelga. En este contexto, ambas partes se reunirán a las 9,30 horas de mañana para continuar con las negociaciones sobre el convenio colectivo, que afecta a unas 800 personas. Si el encuentro fracasa, los trabajadores protagonizarán el viernes una manifestación que saldrá de la explanada del Palacio de Congresos y finalizará frente a las puertas del Ayuntamiento, entidad que ha dado la concesión del servicio a Inagra.