Jueces.- Magistrados del TSJCM mantienen la convocatoria de huelga y piden la destitución de la portavoz del CGPJ

ALBACETE, 12 (EUROPA PRESS) El Comité de Huelga de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) decidió hoy mantener la convocatoria de huelga para el día 18 de febrero y pidió la destitución de la portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por la "incapacidad demostrada". Así lo aseguraron en rueda de prensa Jaime Lozano y Miguel Ángel Pérez, dos jueces del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) que actúan como portavoces del Comité de Huelga en la región, que añadieron que ya se ha empezado a informar a los colegios de abogados, a los procuradores y a los ciudadanos para que conozcan que ese día no dispondrán del servicio que prestan jueces y magistrados. De este modo, Lozano aseguró que el acuerdo del CGPJ "ni niega el derecho de huelga, ni mucho menos prohíbe su ejercicio, limitándose a no tener por convocada la huelga. Declaración carente de sustancia alguna, pues la huelga se encuentra convocada, lo reconozca o no el Consejo", argumentó. En cuanto a los servicios mínimos, señaló que el CGPJ se ha negado a fijarlos por "falta de responsabilidad" y añadió que el Comité de Huelga, en cuanto a los servicios mínimos que deberán cumplirse, se remitirá a lo que comuniquen las asociaciones convocantes --Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente-- antes del 18 de febrero. "En caso de no hacerlo así, el Comité se remite al contenido de la sentencia de la sala tercera del Tribunal Superior de Justicia de 10 de noviembre de 2008, que fijó servicio de guardia y medidas cautelares o provisionales, considerando suficiente con que el juez o magistrado que ejercite su derecho de huelga, esté localizable para el caso de que haya necesidad de su adopción", argumentó. Por último, los magistrados recordaron que la convocatoria responde a la petición de adecuación de planta judicial, a la carga de trabajo de los órganos judiciales, a la homologación a la media europea en cuanto al número de jueces por 100.000 habitantes, a la dotación de medios personales y materiales adecuados, y a la drástica reducción de las "escandalosas" listas de espera que padecen los ciudadanos en su acceso a la justicia.