La Consejería de Educación establece unos servicios mínimos para garantizar la apertura de los centros pese a la huelga

MADRID, 24 (EUROPA PRESS) La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha establecido unos servicios mínimos en los centros educativos para garantizar la apertura de los mismos y la atención de los menores pese a la huelga convocada por sindicatos para mañana y que afecta a cerca de 600.000 alumnos de toda la región. Así, en las escuelas infantiles deberá estar el director del Centro, además del 25 por ciento de la plantilla docente con atención directa al alumnado en cada tramo horario. También habrá un trabajador destinado en cocina, otro de la categoría de Auxiliar de Hostelería, y un diplomado universitario en Enfermería (en aquellos centros donde lo haya). En el resto de centros docentes, será necesario que esté el director y el jefe de estudios, mientras que, además, en los centros de Educación Especial y en centros que escolaricen a alumnos con necesidades educativas especiales tendrán que estar presentes el 35 por ciento de la plantilla específica de atención directa al alumnado y 50 por ciento de la plantilla para atender al comedor. En centros de Educación Especial con internado, los servicios mínimos serán del 50 por ciento de la plantilla de atención directa al alumnado y del 50 por ciento de la plantilla para atender al comedor. Además, en centros rurales agrupados, tendrá que haber un funcionario del Cuerpo de Maestros en cada localidad de las que componen el centro, y un auxiliar de control e información.