La patronal de Pontevedra cree que aún "no se ha tocado fondo" en la crisis y asegura que 2009 será "muy complicado"

Pide a empresarios y sindicatos que alcancen "arreglos puntuales" y pone en cuestión la actitud de piquetes informativos

VIGO, 27 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), José Manuel Fernández Alvariño, consideró hoy que todavía "no se ha tocado fondo" en la actual crisis económica, y aseguró que 2009 será un año "muy complicado".

En una rueda de prensa en Vigo, previa a la celebración de la Asamblea General de la CEP de 2009, Fernández Alvariño rechazó la existencia de los denominados 'brotes verdes' en la economía y destacó que, en estos momentos, la falta de actividad en sectores como la construcción o la contracción del consumo están generando una "espectacular" caída de la demanda de créditos a las entidades financieras. En este sentido, auguró que las perspectivas para los próximos meses, entre junio y agosto, seguirán en esa línea.

Además, afirmó que el paro tendrá un aumento espectacular a lo largo de este año y que, aunque la situación económica pudiera levarse "un poco" a mediados de 2010 en algunos países, advirtió de que España "todavía no va a tirar".

CONFLICTIVIDAD

El representante de la patronal insistió en que este año será "muy complicado" y, por ello, pidió a empresarios y sindicatos que "lleguen a arreglos puntuales".

Asimismo, aseguró cuestionarse el "derecho de piquete informativo" porque "tiene que haber cauces de negociación y no puede haber un cauce que lleve a forzar", al tiempo que condenó los incidentes ocurridos ayer entre piquetes y policías con motivo de la huelga de personal en el Hospital Povisa de la ciudad olívica, unos altercados que calificó de "asalto" al centro sanitario.

En este sentido, Alvariño aseguró que en los dos últimos meses ha aumentado la conflictividad en Galicia, mientras que en España "está todo el mundo silencioso". Así, afirmó no comprender la "virulencia" a nivel autonómico, y que achacó "sobre todo a un determinado sindicato".

PROPUESTAS A LA ADMINISTRACIÓN

Por otra parte, Alvariño expuso hoy una serie de medidas para proponer a las administraciones autonómica y central con el objetivo de reactivar la economía. Entre ellas, a nivel gallego y de la provincia de Pontevedra destacó el fomento de energías alternativas o la reactivación del sector de la construcción, revisando la Ley de Ordenación del Territorio, acelerando los Planes de Ordenación Municipal y con una nueva regulación del alquiler de vivienda.

En cuanto a infraestructuras, incidió en la necesidad de impulsar los puertos y sus conexiones con polígonos empresariales de la provincia, reorganizar el sistema aeroportuario en base a un esquema de complementariedad y sin obviar la vecina terminal de Oporto (Portugal), el desarrollo de carreteras y de la conexión ferroviaria de alta velocidad, entre otras.

Asimismo, abogó por impulsar las potencialidades turísticas, con la vista puesta en el Xacobeo, y demandó apoyo para el sector agroalimentario, especialmente para los productores lácteos y las políticas agroforestales.

Una política lingüística libre de "imposiciones" y la potenciación de la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal son otras de las demandas de los empresarios, quienes, en clave local, también pidieron el Juzgado de Familia, de lo Mercantil y el Registro Mercantil para Vigo.

En cuanto a las medidas dirigidas al Gobierno central, la patronal pontevedresa pidió la apertura del debate sobre la energía nuclear, reformas laborales para hacer frente al paro, reformar el sistema educativo para retener el capital humano, bonificaciones fiscales --rebaja de 10 puntos en el Impuesto de Sociedades y de las cotizaciones a la Seguridad Social-- y un avance en el proceso de construcción europea.