La patronal del Metal ofrece ahora un convenio de 3 años y alerta de la pérdida de mil empleos en el naval en un año

Los sindicatos advierten de que si los empresarios "vuelven hacia atrás", ellos harán lo mismo

VIGO, 25 (EUROPA PRESS)

La patronal del sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra volvió hoy a su oferta inicial en la negociación del convenio colectivo, y ofreció una vigencia de tres años para este documento --frente al año que piden los sindicatos y a los dos años que habían planteado los empresarios tras varias reuniones--.

Ambas partes se reunieron hoy en Vigo con la mediación de la Xunta para tratar de retomar las negociaciones tras varios encuentros fallidos y cinco días de huelga no consecutivos, que se saldaron con algunos incidentes entre manifestantes y fuerzas antidisturbios.

Así, los sindicatos y los empresarios se reunieron durante unos 45 minutos, y luego las partes por separado mantuvieron sendos encuentros con los representantes de la Administración: el director territorial de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Domenech; el jefe provincial de la Inspección de Trabajo, José María Casas de Ron; el presidente del Consello Galego de Relacións Laborais, Demetrio Fernández.

Al término del encuentro, el portavoz de los empresarios, Javier Martínez, reconoció que, aunque la negociación "no ha hecho más que empezar", se vislumbran "actitudes y matices" que hacen pensar "en un ligero asomo de luz al final del túnel". "Hay ligeros movimientos que podían hacer pensar en que puede haber una solución", añadió.

Con respecto a la oferta que plantea la patronal, Martínez reconoció que los empresarios han pasado de los dos años de vigencia a ofrecer tres --lo que pedían inicialmente--, aunque precisó que este cambio "no es un paso atrás", sino que responde al hecho de que "la crisis no ha tocado fondo y siguen cerrando empresas".

SECTOR NAVAL

En ese sentido, recalcó que en la industria naval, de hoy a un año, pueden perderse entre 800 y mil empleos, lo que es un "anticipo de más empleo que se va a perder después". "El sector naval es una quinta parte de la industria metalúrgica, no tiene contratos desde hace más de un año, y las consecuencias se verán en términos de empleo", subrayó.

Así, alertó de que este convenio provincial "tenía que estar firmado hace meses" y "la situación es cada vez más fastidiada", por lo que apostó por un convenio de tres años ya que, en términos reales, se aplicaría durante dos años y medio, es necesario "un período de estabilidad".

SINDICATOS

El portavoz de CIG-Metal, Miguel Anxo Malvido, reconoció que "hay posibilidades" de un acercamiento y de que se muevan las posturas de las partes, aunque advirtió de que la oferta de un convenio de tres años de vigencia "es volver atrás, al inicio de la negoción". "Si ellos vuelven atrás, nosotros también", señaló.

El representante de CC.OO., Ramón Sarmiento, también apuntó la posibilidad de "otro cariz en la negociación" por la presencia de "mediadores de nivel", y por el hecho de que mañana continúen las negociaciones --con una reunión convocada para las 16.30 horas--. Asimismo, atribuyó la oferta de tres años de convenio a un intento de la patronal de "reafirmarse", pero insistió en que los empresarios tienen "más mano tendida y una posición más conciliadora".

Por último, el responsable de MCA-UGT en Vigo, Diego Atanes, afirmó que los sindicatos ven "con buenos ojos" la presencia de "mediadores adecuados", y explicó que, con respecto a las movilizaciones, "habrá que esperar a la reunión de mañana, tras la que se determinará si hay o no avances".