La Plataforma llama a los padres a secundar la huelga de mañana contra el "nefasto sistema educativo" en la Comunitat

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

La Plataforma en Defensa de l'Ensenyament Públic hizo hoy un llamamiento a los padres de los alumnos para que secunden la huelga convocada mañana, 28 de abril, contra el "nefasto sistema educativo implantado en la Comunitat Valenciana", según informaron hoy en un comunicado fuentes del colectivo.

Con esta jornada de protestas, la Plataforma propone "cerrar por un día los centros públicos", y para ello requiere de la colaboración de los padres y madres de los alumnos, para que mañana no lleven a los niños a la escuela y acudan a las manifestaciones que arrancarán a las 19.00 horas en Valencia, Alicante y Castellón.

Los responsables de la Plataforma recordaron que "desde que empezó a implantarse la Ley Orgánica de Educación (LOE), la Conselleria no ha atendido en ninguno de sus decretos la voz del Consejo Escolar Valenciano donde todos los miembros de la comunidad educativa están representados".

Según los convocantes, pese a las numerosas demandas formuladas "día a día" a la Conselleria de Educación, "la respuesta siempre es insatisfactoria" y los actos de protesta desarrollados hasta el momento "no han sido suficientes", sino que la Administración "ha continuado haciendo la política educativa a su gusto y sin contar con los padres, maestros y alumnos".

La Plataforma explicó que los centros educativos tendrán servicios mínimos "para aquellos padres y madres que les sea imposible dejar a los niños en casa", e instó a la comunidad educativa a movilizarse contra el actual sistema educativo.

"No podemos estar parados, porque no queremos que nuestros hijos estudien en barracones crónicos, porque queremos atención para los niños con necesidades especiales, porque queremos que realmente se enseñan las lenguas extranjeras, porque queremos que puedan decidir acabar los estudios en la lengua que piden", señalaron las mismas fuentes.

Además, reclamaron "una red de 0-3 años realmente pública", y apostaron por acabar con el fracaso escolar, y conseguir "una real democracia de centros".