Los sindicatos municipales convocan diversas asambleas y aluden a una huelga por el acuerdo de negociación

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

Los cinco sindicatos con representación en el Ayuntamiento de Sevilla --CCOO, UGT, CSI-CSIF, SPB y Sppme-- han presentado hoy el calendario de movilizaciones acordado como respuesta a la retirada para la aprobación por la Junta de Gobierno Local del acuerdo de negociación colectiva para 2009; en este sentido, destaca la convocatoria de asambleas informativas en diversos servicios municipales y la probabilidad de una huelga, a la que en principio podrían adscribirse la mayoría de empleados municipales, si bien policías locales y bomberos tendrían problemas al respecto.

El secretario general de CCOO en el Consistorio hispalense y presidente de Comité de Empresa, Manuel Gutiérrez, indicó a Europa Press que las asambleas darán comienzo el próximo viernes 8 de mayo con el servicio de Mantenimiento de Edificios Municipales. En estas asambleas, que serán simultáneas y tendrán continuidad a lo largo de la próxima semana --los días 11, 12 y 13 de mayo--, se llevarán a cabo acciones espontáneas y sorpresivas.

Los sindicatos, en este sentido, han hecho un llamamiento al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE) --a quien consideran máximo responsable de Recursos Humanos tras la dimisión del concejal socialista Emilio Carrillo, con este mismo asunto como una de las claves del hecho--, para que el acuerdo se apruebe en la Junta de Gobierno Local del próximo 14 de mayo. Para ello, una delegación de representantes sindicales estará presente en Plaza Nueva para comprobar si se lleva a cabo o no la aprobación.

Caso de no aprobarse, para el 20 de mayo, continuó Gutiérrez, está prevista la celebración de una manifestación por las calles de la capital hispalense, que concluirá a las puertas del Ayuntamiento, en la que están llamados a participar los 5.000 trabajadores que forman aproximadamente la plantilla municipal, con los sindicatos, el Comité de Empresa y la Junta de Personal Funcionario a la cabeza.

El presidente del Comité de Empresa negó que estas medidas puedan suponer algún tipo de paro encubierto, remitiéndose a que van a efectuar las acciones que permiten tanto la ley como el convenio colectivo. "Cada uno lo puede entender como quiera pero está recogido por ley, y lo que vamos a intentar es no dañar, o dañar lo mínimo, a los ciudadanos y que no se afecte ni a los servicios ni al bolsillo del trabajador", expuso.

Sobre el informe del Interventor que fue el desencadenante de la retirada del acuerdo en la Junta de Gobierno, las centrales sindicales aseguran no entender cómo en años anteriores, siendo la Ley de Presupuestos Generales del Estado la misma --con la que se supone que hay incompatibilidades--, se había aprobado "con los mismos aspectos", y recuerdan que, en última instancia, este informe "no es vinculante", con lo que se puede cumplir "perfectamente" el acuerdo, con la creación de 189 empleos nuevos y la cobertura de vacantes contemplada.

Gutiérrez concluyó señalando que los sindicatos consideran el actual un "buen momento para presionar", dado que en estos días se llevará a cabo tanto la precampaña como la campaña a las elecciones europeas.