Los trabajadores de Cespa en Pontevedra apelan a los demás comités de la provincia para presionar a la empresa

El servicio de limpieza se paralizará en la ciudad a partir del 27 de abril y este sábado se convoca una manifestación

PONTEVEDRA, 15 (EUROPA PRESS)

El comité de personal de Cespa en Pontevedra apeló hoy a los trabajadores de la concesionaria del servicio de limpieza de otros municipios de la provincia a secundar las "medidas de presión" iniciadas en la ciudad ante el anuncio de huelga indefinida previsto a partir del día 27 de abril. El presidente del comité en Pontevedra, Juan Carlos Corredoira, considera que por parte de Cespa "no hay ninguna voluntad" de negociar.

Los representantes sindicales de la plantilla de Cespa en Pontevedra comparecieron hoy acompañados por delegados de personal procedentes de Poio, Vilagarcía y Nigrán, a los que "les preocupa que haya despidos infundados de trabajadores por parte de la empresa para asustarnos", explicó Corredoira.

Así, uno de los motivos de la convocatoria del paro laboral es el despido de un trabajador, lo que Juan Carlos Corredoira calificó como la "puntilla" a la conflictividad existente entre el comité y la dirección de la empresa. La situación se remonta ya a agosto de 2008, cuando comenzó la negociación del convenio colectivo, que quedó pendiente de negociar la desconvocatoria de una huelga sobre la que finalmente "la empresa no quiso firmar nada", añadió Corredoira.

MANIFESTACIÓN

El presidente del comité acusa a Cespa de "tomarle el pelo" a los trabajadores y "jugar con todo el mundo". También critica al Gobierno local de Pontevedra por "no saber actuar políticamente" ante la situación.

Por ello, se ha organizado para este sábado una manifestación que comenzará a las 13.00 horas con una concentración ante la sede de Cespa en Pontevedra y que derivará en una marcha hasta el Ayuntamiento en señal de protesta "por no recibir" a los delegados de los trabajadores, lo que "ha sentado bastante mal" al comité.

La huelga prevista para el día 27 comenzaría inicialmente el próximo lunes, si bien el comité se vio obligado a retrasar una semana la convocatoria debido a un "error de comunicación" de los paros ante la Administración.

Corredoira considera que la actitud de la dirección de Cespa "ha cambiado" y se ha "endurecido" con respecto a los trabajadores y sus representantes sindicales. En este sentido, Corredoira pone "en duda" que se atribuya al delegado provincial de la empresa la conflictividad laboral existente en los municipios de Nigrán, Poio, Vilagarcía y Pontevedra, ante el paro convocado por los trabajadores de Cespa en A Coruña a raíz de la reestructuración que supondría la pérdida de 53 puestos de trabajo.