Los trabajadores de Nestlé en Guadalajara convocan paros intermitentes que podrían culminar en una huelga general

GUADALAJARA, 5 (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de la factoría Nestlé, ubicada en el Polígono Industrial del Henares, en Marchamalo (Guadalajara), no han llegado a un acuerdo con la empresa y han decidido convocar paros para después de Semana Santa, en protesta por la propuesta de la dirección de despedir a los fijos discontinuos, prejubilar a los mayores de 53 años y pasar al resto de la plantilla a Lactalis-Nestlé.

Concretamente, como han confirmado a Europa Press desde el Comité de Empresa, la intención es realizar paros de veinticuatro horas los próximos días 21 y 23 de abril "para culminar con la huelga indefinida a partir del 27 si no se llega a acuerdos con la dirección".

La decisión ha sido tomada por la mayor parte de la plantilla (90 por ciento) tras reunirse en una asamblea, a la que asistieron 185 trabajadores, y después de proceder a una votación que se saldó con 118 votos a favor de las movilizaciones y 51 en contra.

La principal discrepancia entre empresa y trabajadores estriba en las garantías para los trabajadores actuales, independientemente de las nuevas estrategias de Nestlé que incluyen traslados, ya que los trabajadores quieren cuatro años de garantía laboral y la empresa ofrece hasta el 31 de diciembre de 2010.

Además hay diferencias en las indemnizaciones porque la empresa ofrece 45 días por año trabajado y el Comité quiere también un plus de 10.000 euros.