Más de 200 trabajadores de comedores escolares organizan un picnic de protesta ante el Gobierno vasco en San Sebastián

SAN SEBASTIAN, 28 (EUROPA PRESS)

Más de 200 trabajadores de comedores escolares de gestión directa y sindicalistas de LAB, ELA, CC.OO. y UGT realizaron hoy una sentada y un picnic reivindicativo, frente a la sede del Gobierno vasco en San Sebastián, para exigir "la negociación de un convenio que acarree un 5 por ciento de subida salarial, el control de los ratios y jornadas mínimas de 10 horas semanales".

Este acto, convocado por los citados sindicatos coincidiendo con su convocatoria de huelga para hoy, comenzó con una manifestación que partió, bajo el lema 'Eskoletako jantokia negoziazio arduratsua', al mediodía del Boulevard donostiarra para concluir junto a la delegación del Gobierno vasco de la calle Andía.

Frente a la misma los manifestantes organizaron un picnic reivindicativo "como respuesta a la propuesta del Gobierno vasco de ofrecer picnic en los comedores escolares".

El sindicalista de ELA Aitor Iturain explicó que el sector de gestión directa, subcontratado por el Ejecutivo autonómico, reivindica "los mismos salarios y mismas condiciones laborales" que el resto de trabajadores, pero el Gobierno dice "que no puede darles nada", por lo que el próximo martes y jueves secundarán nuevas jornadas de paro.

Iturain destacó que estos trabajadores no sólo dan de comer a los niños, sino que también realizan "una labor pedagógica que no se toma en cuenta". Por ello, reclamó una subida en sus salarios del 5 por ciento, que se tengan en cuenta los ratios y que "les den diez horas mínimas a la semana y que aumenten las jornadas, que están disminuyendo a una velocidad vertiginosa".

El sindicalista se felicitó del seguimiento de la jornada de huelga convocada para hoy. Así destacó que "el 80 por ciento de la gente ha salido a la calle, cuatro de cada cinco comensales".

Además, advirtió que, "de no arreglarse la situación esta semana, en octubre se irá a la huelga indefinida" porque lo que están pidiendo estos trabajadores "no es una locura" y están "muy fuertes". Por otro lado, lamentó que, de momento, el nuevo Gobierno vasco "no ha aportado soluciones" y "echa los balones fuera y que las empresas negocien con los trabajadores, cuando es un problema que les incumbe a ellos".

"Unos 5.000 trabajadores estarán empleados en gestión directa, y de ellos unos 4.000 han salido a la huelga, es una respuesta contundente, para decirle al Gobierno vasco que quieren llevar a cabo este convenio y negociar las condiciones laborales", subrayó.

Por su parte, Beatriz Goñi, de LAB, explicó que en Gipuzkoa la única empresa adjudicataria del servicio de monitores en comedores de gestión directa es Auzolagun, al tiempo que censuró que se está "intentando aplastar el derecho de huelga de los trabajadores" y reivindicó una "negociación seria y digna" de las condiciones laborales del sector.