Murcia acuerda instar a la CIP para que antes del 10 de junio se manifieste sobre la huelga del día 26

MURCIA, 28 (EUROPA PRESS)

Los jueces y magistrados de los órganos unipersonales de la Región de Murcia, reunidos hoy en junta autonómica, han acordado instar a la Comisión Interasociativa Permanente (CIP) --entidad integrada por las cuatro asociaciones judiciales mayoritarias-- para que antes del 10 de junio se manifiesten sobre la huelga del día 26, a fin de llevar a cabo, en su caso, las medidas que se estimen "oportunas".

Asimismo, la Junta de jueces se ratificó en las reivindicaciones que, hasta ahora, han venido realizando y, de forma especial, en la "necesidad de un incremento del presupuesto de justicia, la ampliación de la planta judicial y la delimitación clara de la responsabilidad por el funcionamiento de los órganos judiciales".

En esta misma línea, los reunidos hoy en esta asamblea, celebrada en la Ciudad de la Justicia, denunciaron públicamente las "carencias estructurales" del sistema judicial, a las que se suma lo que consideran el "extraordinario incremento de la litigiosidad, fruto de la actual coyuntura económica".

"Ello ha situado a la gran mayoría de los juzgados y tribunales españoles en una situación de sobrecarga que compromete seriamente la tutela judicial efectiva constitucionalmente proclamada", insta el comunicado.

En el caso concreto de Murcia, fuentes judiciales precisaron a Europa Press que con motivo de la crisis, en la Región "se está produciendo un incremento, de entre el 200 y el 300 por ciento, de entrada de asuntos en prácticamente todas las jurisdicciones: laboral, civil, mercantil y penal".

UNA SITUACIÓN QUE EMPEORA

Uno de los puntos del orden del día en dicha asamblea, que comenzó con media hora de retraso --pasadas las 17.30 horas-- y no finalizó hasta una hora y media más tarde, era hacer un análisis y seguimiento del paro convocado el pasado 18 de febrero, el primero de este colectivo en la historia convocada por jueces y magistrados de la práctica totalidad de órganos judiciales de toda España en demanda de mejoras estructurales en la Administración de Justicia.

En este sentido, en la asamblea celebrada hoy se puso de manifiesto que "no han variado las circunstancias que dieron lugar a la dicha huelga"; razón por la que instaron a la CIP para que se pronuncie sobre el paro del 26 de junio.

En cuanto a la situación actual de los órganos judiciales, los jueces y magistrados de Murcia resaltaron que "no solo no ha mejorado, sino que ha empeorado desde la histórica huelga del pasado 18 de febrero, y se deteriora de forma alarmante día a día sin que en el quehacer cotidiano de los juzgados y tribunales se haya constatado ningún avance efectivo".

Por todo ello, los jueces y magistrados de los órganos unipersonales de la Región advirtieron que "la gravedad de la situación demanda que, más allá de plausibles actitudes negociadoras e iniciativas puntuales, se acometan medidas definitivas en orden a incrementar en número de jueces para aproximarnos a la ratio europea".

Igualmente, reclamaron "establecer para cada órgano judicial una carga de trabajo razonable y asumible", porque, sostienen, "hace falta, además, actuaciones urgentes e inmediatas de refuerzo ante la sobrecarga actual de asuntos".

Esta reunión coincidió con las juntas que se celebraron en la práctica totalidad de provincias españolas para estudiar la citada convocatoria de huelga al objeto de exigir una mejora en el funcionamiento de la Administración de Justicia.