Organizaciones sociales y sindicatos anuncian una huelga general en mayo en Canarias contra la crisis

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 24 (EUROPA PRESS)

Organizaciones sociales y sindicatos anunciaron hoy la convocatoria de una huelga general en mayo en Canarias "contra el Gobierno central y el Gobierno regional" como protesta por la situación de crisis económica actual y el número de parados, que alcanzó en el primer trimestre de este año en el archipiélago los 280.600 desempleados, lo que ha supuesto que la tasa de paro se situara en el 26,12 por ciento, la mayor de España.

Así lo adelantó hoy en rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria el presidente de la Asociación Sindical de Estibadores Portuarios (ASEP), Miguel Rodríguez, que indicó que dicha convocatoria, cuya fecha concreta no se ha determinado, se acordó ayer en una reunión de la Coordinadora Canaria de Colectivos, que aglutina 27 comités de empresa. Afirmó que tras el acuerdo entre las asociaciones de Gran Canaria se establecerán contactos durante los próximos días con el resto de islas con el objetivo de extender la convocatoria a toda Canarias y que "la huelga sea de verdad y se pueda para la totalidad de la actividad".

De este modo, señaló que ya se han sumado a esta iniciativa colectivos de sanidad, justicia, educación, bomberos, asociaciones del Puerto de Las Palmas, de la Policía Local de la capital grancanaria, así como los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, entre otros.

Rodríguez subrayó que el archipiélago lidera la tasa de paro "en toda España con casi un 30 por ciento de parados, situación que dista mucho del resto de regiones". En este sentido, considera que "merece la pena dar un toque de atención y que quede claro que se nos están no sólo apartando por la distancia sino por no atender las necesidades económicas que necesitan estas islas".

"Ésta es una razón más que suficiente para que todos los trabajadores hagamos una protesta de ese nivel", subrayó el representante de los estibadores, que destacó que dicha protesta va dirigida "contra el Estado y, fundamentalmente, por el Gobierno canario, por no haber gestionado bien las competencias que tiene".