Sevilla.- Convocados a un acto de conciliación la dirección de Tussam y los conductores sancionados por la huelga ilegal

SEVILLA, 13 (EUROPA PRESS) El Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (Cemac) ha convocado a la directiva de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) y a los cuatro conductores sancionados con seis meses de suspensión de empleo y sueldo a un acto de conciliación, fijado para el 3 de marzo, a cuenta de los recursos promovidos por la Agrupación Sindical de Conductores (ASC) contra estas penas dictadas por la empresa pública como consecuencia de la "jornada ilegal de huelga encubierta" protagonizada por unos 400 empleados el 18 de noviembre de 2008. Fuentes de la asesoría jurídica de ASC informaron a Europa Press de que este acto de conciliación ha sido señalado para el 3 de marzo como paso previo al procedimiento por la vía Social que ha emprendido el sindicato contra estas sanciones derivadas de esta "jornada ilegal de huelga encubierta" protagonizada cientos de empleados de Tussam el 18 de noviembre de 2008 por el suicidio del conductor José Luis Alonso Falcón. El Cemac, cabe recordarlo, ya había auspiciado un acto de conciliación debido a los recursos formulados contra la decisión de la directiva de Tussam de retirar la remuneración salarial correspondiente a esta jornada de los sueldos de cada uno de los trabajadores que secundaron esta "jornada ilegal de huelga encubierta", medida que afectó a unos 400 trabajadores de la empresa pública. Dada la falta de acuerdo en aquel acto de conciliación, estos recursos han seguido adelante por la vía Social, según señalaban a Europa Press las citadas fuentes. De cualquier manera, la sanción dictada por Tussam contra estos cuatro conductores no goza de carácter ejecutivo hasta que no se resuelva el derecho de los sancionados a recurrir, por lo que los cuatro conductores víctimas de las sanciones permanecerían ejerciendo su trabajo a menos que tales recursos se resuelvan en su contra. Todos ellos fueron considerados por la directiva de Tussam como autores de una "falta muy grave" al supuestamente inducir a cerca de 400 de sus compañeros a abandonar sus puestos de trabajo aquel 18 de noviembre al amparo de bajas médicas relativas al 'shock' derivado del suicido de José Luis Alonso Falcón. Este trabajador, según se recordará, era uno de los conductores de Tussam expedientados y acusados en el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 13 a cuenta de los actos violentos vividos durante el conflicto laboral derivado de la subrogación de once trabajadores de la compañía de transporte 'Los Amarillos'.