Uzkudun sospecha que la huelga del 21 de mayo es "el primer paso" para "la acumulación de fuerzas independentistas"

CC.OO. no descarta la huelga general si se tramita en el Congreso una reforma laboral "para empeorar aún más" las condiciones laborales

BILBAO, 8 (EUROPA PRESS)

El responsable de Salud Laboral y Medio Ambiente de CC.OO. de Euskadi, Jesús Uzkudun, lamentó hoy que el llamamiento a la huelga general el día 21 de mayo realizado por ELA, LAB, ESK, STEE, Hiru y EHNE no fuera consensuado previamente con todos los sindicatos, y destacó que sospecha que dicho llamamiento supone "el primer paso" de cara a "la acumulación de fuerzas independentistas".

A pesar de ello, Uzkudun aseguró, en una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, que su sindicato no descarta la opción de la huelga general en el caso de que se llegue a tramitar en el Congreso de los Diputados una reforma laboral en la que "la CEOE y los partidos de derechas incluyan enmiendas para empeorar aún más" las condiciones laborales de los trabajadores.

En este sentido, aseguró que estarán a la expectativa de la postura que pudieran tomar en el trámite parlamentario de una posible reforma laboral partidos como el PP, CiU o PNV, "porque estará en su mano que llegue una reforma así, que, por supuesto y sin dudarlo, tendrá una respuesta dura".

En este sentido, indicó que CC.OO. Euskadi llevará a cabo una movilización el 16 de mayo en Bilbao que pretende ser "no sólo una movilización de trabajadores, sino una movilización social para defender nuestros derechos".

"Llamamos a toda la sociedad para que salga a las calles de Bilbao a defender nuestros derechos, y todas las puertas están abiertas para responder juntos. Llamamos a los parados, a los que tienen empleo precario y a los que tiene trabajo fijo. Tenemos que salir todos a la calle porque son derechos de todos", añadió.

El dirigente sindical reiteró que, con el llamamiento a la huelga general del 21 de mayo realizada por los sindicatos nacionalistas, se ha perdido "una oportunidad para unir fuerzas y responder a esta situación", y criticó que la convocatoria de huelga "no tiene un objetivo claro".

Uzkudun explicó que, a pesar de que durante el pasado mes de marzo los sindicatos vascos "nos reunimos como no pasaba hacía mucho tiempo", CC.OO. no recibió "ninguna propuesta" de huelga general. "Creo que alguien se ha puesto nervioso porque nuestra sindicato tenía un plan de movilizaciones, con el que aún seguimos, y ha hecho que alguno se haya puesto nervioso a la hora de dar su respuesta", manifestó.

DIÁLOGO SOCIAL

Por otro lado, Jesús Uzkudun recordó que el candidato a lehendakari y secretario general del PSE-EE, Patxi López, defendió durante la campaña electoral "el diálogo social y reunirse con los sindicatos", una situación que, según dijo, "estamos deseando se abra".

A pesar de ello, el dirigente de CC.OO. Euskadi afirmó que, "ahora, no es suficiente crear una mesa, sino que todas las instituciones y organizaciones estén sentadas en esa mesa y se llegue a acuerdos". "Creo que Confebask, Adegi, SEA y Cebek no han mostrado una voluntad especial para ello, sino que están a ver cómo fastidian y apalean todavía más a los trabajadores en esta situación", denunció.

Asimismo, confirmó que la pasada semana mantuvieron una reunión "protocolaria" con Patxi López para presentar la nueva dirección del sindicato con su secretario general, Unai Sordo, a la cabeza, en la que el dirigente socialista les solicitó la preparación de "un guión para ese diálogo social".

Además, se refirió a las declaraciones del propio López en las que aseguraba que iba a solicitar la transferencia de políticas activas de empleo al Gobierno vasco en su primera reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y destacó que "hacía tiempo que eso debía estar cumplido y esperemos que lo hagan cuanto antes".

EMPRESAS

Por otro lado, Uzkudun afirmó que, en la actual situación de crisis, las empresas, "más que tener pérdidas, no están teniendo los beneficios que tenían antes", mientras que los empresarios "quieren seguir echando a la calle a eventuales y subcontratados y, después de esas medidas, están con los expedientes", en referencia a los expedientes de regulación de empleo (ERE).

Además, consideró que "está bien" que los empresarios planteen sus reivindicaciones, como son, según dijo, "abaratar el despido, controlar el absentismo o congelar los salarios", aunque, en su opinión, "no se puede salir de esta situación empeorando los sueldos y las condiciones laborales de los trabajadores, porque entraríamos en un agujero más grande". "Si dan pasos, tendrán respuesta, y para eso es necesario el trabajo y la respuesta en común de los trabajadores y los sindicatos", añadió.

En este sentido, indicó que el pasado domingo "se dieron pasos en la Korrika" de cara a la unidad sindical, ya que todos las centrales sindicales vascas, excepto UGT, se dieron cita en Vitoria en la fiesta final de la Korrika 16. "Nosotros estamos dispuestos a dar pasos. Ahora, si hay alguno que no tiene esa voluntad, que quede claro en la sociedad por qué no existe esa unidad", concluyó.