Vocales para Andalucía del CGPJ rechazan el paro de junio ante "esfuerzo" y "buenas intenciones" del Ministerio

ALMERÍA, 19 (EUROPA PRESS)

Los vocales territoriales para Andalucía del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) abogaron hoy porque no se materialice finalmente el paro anunciado para el 26 de junio por algunas asociaciones profesionales de jueces o, al menos, "se posponga" en espera de los avances que se puedan producir en la Comisión Mixta con el Ministerio de Justicia, a quien reconocieron "esfuerzo "y "buenas intenciones" para paliar el "descontento" que derivó en la primera convocatoria de huelga.

En declaraciones a los periodistas durante su primera visita institucional a la provincia de Almería, uno de los tres vocales, Pío Aguirre, remarcó a que "muchas" de las reivindicaciones esgrimidas desde la plataforma que promovió las movilizaciones se recogen ya en el trabajo "conjunto" con el Gobierno central y en el que deben entrar las comunidades autónomas, en cuyos titulares ve, según resaltó, "buena intención y ganas de solucionar los problemas".

Señalo, asimismo, la necesidad de que, "en la medida de lo posible", tanto Administración central como regional hagan un "esfuerzo económico pese a los tiempos de crisis", según matizó, en aras de paliar la sensación de "estar desbordados" que llevó a la judicatura a la huelga "aunque no nos engañamos y sabemos que muchas de esas soluciones van con dinero por delante".

Para Miguel Carmona, sin embargo, la diferencia entre las reivindicaciones de las asociaciones profesionales y el programa de modernización emprendido por el CGPJ era "antes" de la convocatoria de huelga y ahora "mínima", lo que aseguró que no estaría "justificado en absoluto" el segundo paro que se debate en el seno de la carrera judicial.

En esta línea, Carmona tildó de "relativamente intrascendentes" los desencuentros entre lo que solicitan los jueces y las reformas que acomete el órgano del que es vocal y desvinculó la protesta de "cualquier reivindicación concreta" al tiempo que apostó, en los mismos términos que Aguirre, por continuar el "la negociación sería" que se inició con el Ministerio de Justicia a finales del mes de abril.