Aguirre recuerda que ella nunca se ha planteado liderar el PP a diferencia de "otros", que no lo ocultan

MADRID, 30 (EUROPA PRESS) La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, destacó hoy que "nunca" se ha planteado "ser el número uno del Partido Popular nacional", a diferencia de "otros" que no ocultan sus aspiraciones. "Yo soy la presidenta de la Comunidad de Madrid, los madrileños me han votado y renovado su confianza por abrumadora mayoría en 2007 y pretendo seguir siendo presidenta", expresó, a lo que añadió que "otros dirigentes del PP no ocultan que quieren ser los líderes y suceder a Mariano Rajoy". "Yo no", sentenció. En una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, aseguró además que el 'caso Gürtel' no la perjudicará. "Al PP madrileño seguro que no, al PP nacional estoy absolutamente convencida de que lo que hay aquí es una serie de señores, presuntamente delincuentes, que quieren aprovecharse del PP y que han encontrado, al parecer, presuntamente algunas ayudas dentro del partido, pero eso está en manos de los jueces", afirmó. "Nosotros no podemos culpar antes de que se sepa, tenemos que aceptar la presunción de inocencia", opinó. Respecto a la comisión sobre la supuesta trama de espionaje celebrada en la Asamblea de Madrid, Aguirre destacó que la oposición "no ha sido capaz de poner sobre la mesa ni una sola prueba de que ese presunto espionaje se hubiera producido". Además, criticó que la oposición no acepta "jamás" una comisión de investigación, como lo dijo ayer la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal: "¿Por qué no han aceptado en el Parlamento de Castilla La Mancha una comisión sobre la caja de Castilla La Mancha, por cuyos problemas ha tenido que celebrarse un consejo de ministros el domingo para que lo interviniera el Banco de España?", se preguntó. "Cuando el PSOE ha tenido mayoría para impedirlo, jamás ha aceptado ni una sola comisión de investigación. Nosotros, teniendo mayoría suficiente en la Asamblea la hemos aceptado porque no tenemos nada que ocultar, creemos en la transparencia, y si alguien tiene alguna prueba de que alguien espió a alguien, ordenó espiar a alguien, o aceptó que alguien le espiara, tenían ocasión de ponerlo sobre la mesa en la comisión de investigación", consideró. Por otra parte, dijo que no se siente víctima de una persecución política, sino víctima de la lucha de los adversarios que legítimamente quieren expulsarla del mapa. "Lo que no me gusta es que la izquierda española tiene un poco la tendencia a descalificar a los partidos del centro y la derecha, como si no fuéramos democráticos, llamándonos fascistas o antidemocráticos, cuando lo que tendrían que decir es que sus soluciones son mejores que las nuestras. Lo que ocurre en realidad es que sus soluciones son verdaderamente malas y en tiempos de crisis mucho peores", consideró. La presidenta también negó haber recibido un abucheo el pasado viernes en la noche de los teatros, en la calle Fuencarral. "Lo del abucheo es muy curioso porque en la calle Fuencarral había un montón de gente, por lo menos 500 personas, y la inmensa mayoría de ellos eran partidarios. Había dos chicos que empezaron a gritar 'fuera, fuera', dos, y esa es la noticia... Eso no me preocupa lo más mínimo", avanzó. "Los adversarios políticos y sus aliados mediáticos están en su derecho, lo que quieren es acabar con el Gobierno del PP en la Comunidad de Madrid, pero hemos hecho ocho hospitales nuevos, 90 kilómetros de Metro, la gente en Madrid está muy contenta con su Gobierno regional y lo demuestra yendo a votar, como lo va a demostrar -- estoy segura-- votando en las próximas elecciones europeas votando al PP", manifestó. "Esta crisis económica tan abrumadora que tenemos encima es la misma que ya nos dejó el vicepresidente Solbes, a quien tengo el máximo respeto, pero cuando dejó de ser ministro de Economía con Felipe González nos dejó un 22 por ciento de paro", expuso Aguirre, que consideró que si el PP cosecha una victoria abrumadora en las europeas, el presidente del Gobierno tendrá que adelantar las elecciones generales.