Del Toro dice que la solución a la crisis es el diálogo social y asegura que los empresarios son "también víctimas"

MURCIA, 30 (EUROPA PRESS) El presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem), Miguel del Toro, defendió hoy que el diálogo social es "lo único que puede sacar a este país" de la situación actual de crisis, que los empresarios están sufriendo "también como víctimas", al igual que los trabajadores. Del Toro, quien realizó declaraciones antes de intervenir en la apertura del acto de presentación en Murcia del Programa de Coordinación de Actividades Empresariales en Prevención de Riesgos Laborales de la CEOE, opinó así sobre la manifestación convocada por UGT y CCOO el pasado sábado bajo el lema 'Por el empleo, el salario y la protección social'. En este sentido, indicó que aunque le parecen "correctas" las reivindicaciones de la parte sindical, "no es justo que nos señalen a nosotros como culpables de esta situación, pues somos tan víctimas como pudieran ser ellos". Así, recalcó que "entre ellos y nosotros tenemos la obligación de sentarnos a la mesa y abordar un diálogo social, que es lo único que puede sacar a este país de la situación en la que estamos, y el Gobierno de España tiene que asumir sus responsabilidades, asumir los acuerdos de esa mesa social, y hacer reformas estructurales para que la empresa española se ponga en los niveles de competitividad que están las empresas de un entorno". Por ello, Del Toro insistió en que "la fórmula es diálogo, diálogo y diálogo" e incidió en que "nosotros no nos vamos a levantar de las distintas mesas que conforman el diálogo social en España". En cuanto a la oposición de los sindicatos a que entre las medidas anti-crisis se incluyan algunas que supongan recortes sociales, Del Toro dijo no ser partidario de "recortar ningún tipo de derecho, porque no es el momento adecuado". Al respecto, aclaró que la CEOE "no ha puesto encima de la mesa nada de eso, sino un modelo de contrato a 20 días, como fórmula para fomentar de alguna manera la política de contratación, pero nada más, que lo demás se quede como está, manteniendo el de 45 y el de 33 días". "Creo que esto es bueno con lo que está pasando en este país", apostilló Del Toro, quien subrayó que "no se está hablando de recortar el salario, ni de despidos libres, ni de nada que se le parezca". Y es que, a juicio del presidente de la patronal murciana, "en España se dará un gran salto, cualitativo y cuantitativo, en el momento en el que los trabajadores velen por la empresa y la empresa vele por los trabajadores, esto es, que haya una comunión entre ambas partes y que todos trabajemos para salir de este pozo negro, que no sabemos dónde, ni cuándo, está la salida". "SANGRÍA INMERECIDA". De ahí que Del Toro pidiera también "un esfuerzo desde la parte sindical, para que entienda que hay que hacer un esfuerzo para proteger a la parte empresarial a fin de generar empleo". "Hay que apoyar a las empresas para mantener los puestos de trabajo y cortar este disparate, esta barbaridad, esta sangría inmerecida y, a partir de ahí, con las medidas políticas y económicas que se tomen, intentar remontar ese encefalograma plano, para volver a las tasas de normalidad en creación de empleo y riqueza", agregó. Por ello, insistió en que el Gobierno central "tiene que dar un giro radical a esta situación, con medidas que tenía que haber tomado hace tiempo, pero que sean políticamente valientes, que tienen evidentemente su precio, pero hay que asumirlo". Se trataría, concretó Del Toro, de "medidas estructurales que puedan poner a la empresa española en el mapa de la competitividad", porque "evidentemente, si no somos competitivos no vamos a tener oportunidad de generar empleo, y esto lo puede entender cualquier niño de Primaria". Finalmente, comentó que estas medidas "no son ninguna novedad, pues se han experimentado en otros países de nuestro entorno industrializado europeo". "Aquí todavía no se han incorporado esas medidas estructurales y hay una brecha diferencial en negativo para las empresas españolas con respecto a las europeas", concluyó.