Díaz (CEOE) dice que el llamado contrato de crisis no es abaratar el despido

  • Las Palmas de Gran Canaria, 13 feb (EFE).- El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz, reiteró hoy la necesidad de aplicar el llamado "contrato de crisis", por el que se indemnizaría por despido con 20 días por año trabajado frente a los 45 actuales al trabajador con contrato indefinido, y negó que ello implique abaratar el despido.

Díaz (CEOE) dice que el llamado contrato de crisis no es abaratar el despido

Díaz (CEOE) dice que el llamado contrato de crisis no es abaratar el despido

Las Palmas de Gran Canaria, 13 feb (EFE).- El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz, reiteró hoy la necesidad de aplicar el llamado "contrato de crisis", por el que se indemnizaría por despido con 20 días por año trabajado frente a los 45 actuales al trabajador con contrato indefinido, y negó que ello implique abaratar el despido.

Así lo manifestó Díaz Ferrán en una rueda de prensa posterior a una reunión celebrada con la junta directiva de la Confederación Canaria de Empresarios, en la que rechazó que la patronal española abogue por abaratar el despido, en la actual coyuntura de crisis económica, que, según vaticinó, hará que a final de año se llegue a los 4 millones de parados y a una tasa media de desempleo del 20 por ciento de la población activa.

"Respetando los contratos indefinidos que hay ahora, con 45 días por año y 42 meses, no estamos hablando para nada de modificar ni de abaratar los despidos de esos contratos que existen y que seguirán existiendo, pero que están aproximadamente para un 45 por ciento de los trabajadores", dijo.

Díaz Ferrán aludió al "30 por ciento de trabajadores que tiene contratos temporales" y afirmó que lo que quiere la CEOE "es acabar con la temporalidad", para lo que propone "un contrato nuevo para añadir a los que ya hay, de 20 días por año y un año como máximo", que desligó de cualquier planteamiento relacionado con "abaratar el despido a nadie que esté contratado ahora".

En todo caso, agregó, "cada vez que uno de los que ahora están temporales pasara a ese contrato que estamos proponiendo, pasaría de tener ocho días de" indemnización por "despido, a tener 20, es decir, estamos proponiendo un contrato para pagar más por el despido, no para pagar menos", aseveró Díaz Ferrán, quien rechazó "la interpretación tergiversada que se quiere dar a lo que" dice la CEOE.

Así, subrayó: "No estamos diciendo que queremos abaratar el despido, que queremos un despido libro, sino que queremos unas relaciones laborales con nuestros trabajadores que sean del mismo tenor de lo que tienen el resto de los países con los que tenemos que competir, y mientras no las tengamos, no podremos competir y seguiremos destruyendo empleo".

En cualquier caso, Díaz Ferrán consideró que la reforma del mercado laboral por sí sola no es suficiente para abordar la actual coyuntura económica.

En su opinión, a ésta le ha de acompañar una reforma fiscal que reduzca los costes de las empresas; una reforma educativa, una mayor liberalización de los mercados, "porque todavía no lo están del todo", y una externalización de la gestión de los servicios públicos.

A su juicio, si no se acometen estas reformas estructurales y medidas, "cuando se toque fondo, si es que llegamos a tocar fondo a final de 2009, que eso está por ver, en nuestro país no saldremos de la crisis y seguiremos navegando por una senda realmente penosa, como la que tenemos ahora de destrucción de empleo", que, según dijo, "es imparable" de cara a los próximos meses.

Gerardo Díaz Ferrán se refirió a la "tremenda falta de confianza de los ciudadanos hacia el futuro" y destacó que los próximos meses serán cruciales para emprender las reformas que se necesitan para volver a la senda de crecimiento y de creación de empleo, si bien admitió que el "tiempo nos come para poderlas hacer".

"Nosotros hacemos los deberes. Todos los empresarios de España, a través de sus organizaciones hemos trabajado en hacer un documento muy coherente y sensato diciendo qué es lo que estamos completamente seguros que hay que hacer, después se lo trasladamos al Gobierno, pero no somos los que gobernamos", refirió.

Díaz Ferrán dijo, en cualquier caso, que a la CEOE le "sorprende que el presidente del Gobierno diga que no está de acuerdo con que se flexibilice el mercado de trabajo, que después el gobernador del Banco de España, que lo ha puesto el presidente del Gobierno, diga que sí; que Almunia, desde Bruselas, apoye" la postura que defiende la patronal española "y que el ministro de Trabajo" la rechace.

"Realmente es sorprende que personas que de alguna u otra manera bajan de la misma cúpula, tengan opiniones distintas. Nosotros sabemos que es imprescindible hacer esa reforma del mercado de trabajo", aseveró.