Díaz Ferrán recuerda al Gobierno que él tiene 66 años "y sigue trabajando"

Ofrece su "total colaboración" a Salgado para salir de la crisis y le presenta sus propuestas para la reforma laboral

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, recordó hoy al Gobierno que él tiene más de 65 años y sigue en activo, frente al rechazo expresado por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y los sindicatos de ampliar la edad de jubilación por encima de este umbral. "Yo tengo 66 años, voy a cumplir los 67 en diciembre, y sigo trabajando", señaló.

Respecto a la advertencia lanzada ayer por el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, de que la Seguridad Social podría perder su superávit este año, Díaz Ferrán señaló que el Gobierno ha elaborado unos Presupuestos Generales del Estado que hablan de un saldo positivo de las cuentas de 10.000 millones de euros. "Yo conozco eso", señaló.

Así se manifestó el dirigente empresarial en rueda de prensa tras mantener su primera reunión con la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, un encuentro que calificó de "interesante" y en el que ofreció su "total colaboración" al Ejecutivo para "tirar del carro" en la misma dirección para superar la crisis.

Durante la entrevista, Díaz Ferrán presentó a Salgado las propuestas de la patronal para mejorar la "competitividad" de las empresas, resolviendo en primer lugar los problemas de financiación de las mismas, e insistió en que las líneas del ICO "deben funcionar y llegar a las empresas". En este sentido, señaló que la posibilidad de que el Instituto avale la deuda de los ayuntamientos con las compañías "va por el buen camino".

APUESTA POR LA "FLEXISEGURIDAD".

También le trasladó una serie de propuestas en materia laboral para "flexibilizar" el mercado de trabajo a través de la modificación del contrato a tiempo parcial, la lucha contra el "preocupante absentismo laboral", el impulso a las empresas de trabajo temporal (ETT) y la reducción del "elevado" y "penalizador" coste de la Seguridad Social para las empresas españolas. "Se trata de hacer el mercado laboral más seguro y más flexible", incidió.

Asimismo, incidió en la reforma de la fiscalidad de las empresas, empezando por reducir el Impuesto de Sociedades, modificar el "obsoleto" Impuesto de Actividades Económicas o suprimir el de Sucesiones y Donaciones. Asimismo, plantea otro tipo de reformas en materia energética, de política del agua o incluso de la Justicia en lo referente al alquiler de viviendas.

"ECONOMÍA VA A FUNCIONAR BIEN CON SALGADO".

Además, reiteró el compromiso de la patronal con el diálogo social, tanto a nivel bipartito (sindicatos y empresarios) como tripartito (agentes sociales y Gobierno), para luchar "todos juntos" contra la "continua" destrucción de empleo.

Díaz Ferrán mostró su confianza en la nueva titular del Ministerio de Economía y Hacienda, con la que ha colaborado cuando estaba al frente de la cartera de Administraciones Públicas. "Estoy convencido de que el Ministerio va a funcionar muy bien con la nueva vicepresidenta", aseguró, si bien explicó que la de hoy sólo fue una primera toma de contacto.