La patronal balear aboga por abaratar el despido y flexibilizar el empleo para incentivar la contratación

UGT acusa al Banco de España de "hacer creer" a la población que la causa de la crisis está en la "rigidez" del mercado laboral PALMA DE MALLORCA, 12 (EUROPA PRESS) El presidente de la Confederación de Asociaciones de Empresas de Baleares (CAEB), Josep Oliver, se mostró hoy partidario del abaratamiento de las indemnizaciones en el despido improcedente del trabajador así como de una mayor flexibilización del empleo, como instrumentos para incentivar la contratación y dar dinamismo a la economía española. De esta manera Oliver se alineó con el acuerdo adoptado ayer por la junta directiva de la patronal CEOE, de la que forma parte CAEB, que ayer decidió no firmar ningún acuerdo interconfederal para la negociación colectiva si no viene acompañado de una "reforma laboral integral". Con ello, la patronal pretende flexibilizar el despido, asegurando que es una reclamación constante de los empresarios. En declaraciones a Europa Press, Oliver afirmó que son necesarias reformas "importantes" en la legislación que rige el mercado laboral español, al estar "obsoleta" y ser "muy rígida". Ello frena, a su parecer, la contratación y en tiempos de crisis "no anima" al empresario a fomentar el empleo. En este sentido, el presidente de CAEB consideró que el hecho de que una empresa deba hacer fijo a un trabajador, tras haberle realizado varios contratos sucesivos, "puede desincentivar" la contratación. "La legislación laboral española ha quedado anticuada y si queremos activar la economía, dar movimiento a la contratación, habría que promover indemnizaciones más suaves que las de ahora", algo que consideró "muy necesario". Oliver criticó al Gobierno por "cerrarse en banda" y consideró que debería escuchar "tanto a sindicatos como empresarios". El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, descartó ayer que el Ejecutivo se plantee una flexibilización del empleo y un abaratamiento de los despidos. LOS SINDICATOS CREEN QUE ES UNA "AGRESIÓN" Una postura que fue aplaudida por los sindicatos, que consideran una "grave agresión" la postura de la patronal. En declaraciones a Europa Press, el secretario de Acción Sindical de UGT, Manuel Pelarda, criticó que tanto la CEOE como el Banco de España -cuyo gobernador se mostró ayer partidario de flexibilizar el empleo en tiempos de crisis- pretendan "hacer creer a la gente que la culpa de la crisis es del mercado laboral, por ser demasiado rígido, y oculten que la verdadera razón de la crisis es la debacle del sistema financiero internacional". En este sentido, Pelarda advirtió que un recorte de las indemnizaciones de los despidos supondría "la pérdida de todos los derechos sociales que este país ha conseguido desde 1980, cuando se creó el Estatuto del Trabajador". Y añadió que "tenemos garantías absolutas de que no habrá cambios en la legislación en el mercado de trabajo español". Criticó que el PP quiera "recortar el déficit público mediante la bajada de impuestos, lo que supondría reducir prestaciones de paro y de jubilación", apostilló.