Los 3.000 millones en avales "bienvenidos, pero insuficientes" para la CEOE

  • A Coruña, 20 abr (EFE).- El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha calificado hoy de "bienvenidos, pero insuficientes" los 3.000 millones de euros en avales, anunciados ayer en Valladolid por el presidente Zapatero, para permitir que los ayuntamientos paguen lo que deben a las pymes, instrumento, dijo que hay que "aplaudir."

Los 3.000 millones en avales "bienvenidos, pero insuficientes" para la CEOE

Los 3.000 millones en avales "bienvenidos, pero insuficientes" para la CEOE

A Coruña, 20 abr (EFE).- El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha calificado hoy de "bienvenidos, pero insuficientes" los 3.000 millones de euros en avales, anunciados ayer en Valladolid por el presidente Zapatero, para permitir que los ayuntamientos paguen lo que deben a las pymes, instrumento, dijo que hay que "aplaudir."

Lo principal, dijo el presidente de la patronal minutos antes de inaugurar el encuentro empresarial "Propuestas ante la Crisis" que se celebra esta tarde en Santiago, es abordar el problema de financiación de las empresas, sobre todo de las pequeñas y medianas.

El objetivo, incidió Díaz Ferrán, no es sólo que llegue la liquidez a las pymes para que dispongan de circulante, sino también que las Administraciones Públicas "paguen regularmente a las empresas, que no pueden hacer frente a semejantes demoras".

En ese sentido, Ferrán consideró que la medida anunciada por el Gobierno central viene a solucionar parte de ese problema, por lo que tiene que ser "aplaudida" porque además era "lo que estábamos pidiendo".

Por tanto, indicó, "tenemos que agradecer al presidente del Gobierno que haya tomado, por fin, esta decisión", aunque advirtió que la cantidad será "insuficiente, ya que lo que se adeuda a las empresas supera los 3.000 millones".

Reiteró Ferrán la necesidad de reformular las líneas de ayuda del ICO, porque "no están perfectamente diseñadas" y presentan dos problemas que es "necesario resolver".

Por un lado pidió que se avale un mayor riesgo de morosidad, para que las entidades financieras, que también están pasando los efectos de la crisis, puedan conceder esos créditos con mayor confianza, sin que esto suponga incrementar su índice de morosidad, "que ya es alto", por deudas de familias y empresas, argumentó.

En segundo lugar, pidió una agilización en la transmisión, que deberá ser, dijo, "un poco superior de los rendimientos de entidades financieras para que las líneas de crédito funcionen".

Con esas dos medidas que "estoy seguro que la vicepresidenta segunda tomará, la línea ICO funcionará mejor que hasta ahora".